EL PAIS › EL PARTIDO SOCIALISTA PROPUSO ARMAR UN FRENTE PROGRESISTA

Abierto a las otras fuerzas

Lo hizo en el marco de un congreso nacional y avaló su planteo con un gesto: invitó a participar del encuentro a Ernesto Sanz, Adrián Pérez, Margarita Stolbizer y Pino Solanas. Los socialistas aclararon que no se identifican con el conglomerado anti-K.

Los socialistas posan para la foto de rigor con sus invitados al congreso partidario.
Imagen: Alejandro Leiva.

Con críticas al gobierno y advertencias sobre el avance de la derecha, El Partido Socialista realizó su tercer congreso nacional, en el que se propuso como un “punto de encuentro para armar con otras fuerzas de la centroizquierda” un “frente progresista” que pelee en las elecciones presidenciales del 2011. El congreso se realizó en el estadio cerrado de Argentinos Juniors, donde se reunieron unos dos mil militantes. Estuvo la cúpula completa del PS y, como invitados, figuras de la buscada alianza: el titular del radicalismo, Ernesto Sanz, Margarita Stolbizer (GEN), Adrián Pérez (Coalición Cívica) y Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur). El planteo común de los discursos fue que un trabajo consensuado en el Parlamento, donde algunos de estos sectores ya vienen votando juntos, funcionará como motor para una construcción política de mayor alcance.

Había sido invitada Elisa Carrió, pero la titular de la Coalición Cívica no apareció por el estadio y mandó en su representación a Pérez. A Pino Solanas hubo que esperarlo cerca de una hora pero, tras varios llamados telefónicos de auxilio porque se había perdido en las enrevesadas calles que llevan al club, finalmente entró al lugar para subirse al escenario con los demás. El radical Sanz fue el único de los invitados que pasó al mediodía y no participó del cierre.

El congreso sesionó desde la mañana. En la primera parte del día, los delegados y militantes discutieron sobre el momento político y redactaron un documento. A las cinco comenzaron los discursos. Como era de esperar, lo sucedido esta semana en el Parlamento tamizó las intervenciones.

“Se está discutiendo si podemos pagar deuda externa con reservas del Banco Central”, planteó el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner. “El Banco Central tiene la posibilidad de hacerlo, pero tiene que ser aprobado en el lugar donde corresponde, el Congreso Nacional.” El dirigente calificó el momento como “una realidad compleja, que necesita de respuestas complejas”; se quejó de la falta de apoyo de los legisladores kirchneristas a su gestión en Santa Fe (“nos frenan la posibilidad de tener fondos”) y dio explicaciones sobre su propio conflicto con los docentes de la provincia, que cumplieron ya nueve días de paro.

Rubén Giustiniani cargó contra la Casa Rosada. “El gran problema que nos deja este gobierno es que al intentar pararse en la vereda de la izquierda, la vereda del progresismo, pero sin serlo, hace que la idea del progresismo pierda adhesión. Es el Gobierno el que le pavimenta el camino a la derecha.” El presidente del PS rechazó la idea de quedar en la misma bolsa de la oposición PJ-PRO. “No nos sentimos involucrados en ningún frente antikirchnerista”, definió. Anticipó que la semana próxima, en el Parlamento, los legisladores socialistas votarán con el resto de la oposición “la coparticipación del impuesto al cheque” y luego “la reforma del Indec”, pero llamó a tener “paciencia y serenidad para que no nos arrastre el Frente del No que tratan de construir”. Y en esa línea, sostuvo que “el oficialismo perdió la mayoría automática pero las elecciones de junio no le dieron la mayoría automática a la oposición”.

Los invitados extrapartidarios hicieron hincapié en la idea del frente. “Estoy convencido de que vamos hacia un reemplazo de este gobierno, que es un gobierno autoritario, mentiroso, con patente de progresista pero en realidad conservador”, dijo Pérez. “Tenemos que crear la centroizquierda, correr el centro hacia nuestro lado, para evitar que la derecha avance y seduzca a quienes pueden ver en ella un camino para mejorar su calidad de vida cotidiana”, advirtió Stolbizer. Solanas consideró que “hoy, de hecho, ya somos el tercer espacio”. Lo hizo refiriéndose al Congreso, donde el cineasta cuenta a los legisladores del Frente Cívico de Luis Juez para hablar de un bloque “de 25 diputados”.

El documento redactado por el congreso partidario fijó como puntos pendientes de la agenda política la distribución del ingreso y la mejora de la calidad institucional. Roy Cortina (presidente del PS de la Capital Federal), Héctor Polino y el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, estuvieron en el encuentro, que no tuvo papelitos pero sí mucha bandera roja, y que Binner cerró con una defensa de la ética: “Gobernamos Santa Fe, tenemos 20 años de gestión en Rosario, Mar del Plata, Zárate, Casilda, y no hemos tenido un solo caso de corrupción”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared