EL PAIS › LOS ALUMNOS OCUPAN EL BUENOS AIRES POR LA ELECCION DEL NUEVO RECTOR

La toma de escuelas llegó al Nacional

La asamblea estudiantil del Colegio Nacional de Buenos Aires tomó el edificio por considerar que el Consejo Superior de la UBA suspendió el proceso electoral para elegir el sucesor de Virginia González Gass. En la UBA rechazan esa interpretación y critican la toma.

 Por Adrián Pérez

Además de las tomas que comenzaron días atrás en las facultades de Ciencias Sociales y Filosofía y Letras, 1500 estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires aprobaron ayer en asamblea la toma del edificio hasta esta noche porque consideraron –a partir de la ratificación de la sugerencia que el Consejo Superior envió a ese colegio y al Carlos Pellegrini para que no avancen en la selección de ternas de candidatos a rectores– que esa resolución “frena el proceso electoral que había comenzado en el Nacional de Buenos Aires”. Junto a una carta firmada por docentes que apoyan la medida (ver aparte), al final de la asamblea, los estudiantes difundieron un comunicado donde calificaron de “autoritario” el gesto del rectorado “que se opone a elecciones transparentes y democráticas”. Fuentes de la Universidad de Buenos Aires consultadas por Página/12 consideraron que “estos chicos tienen un concepto de democracia muy particular”, porque “si no se vota lo que ellos quieren toman el colegio”. “Cada vez que el Consejo Superior, órgano máximo de gobierno, decide algo que no les gusta hacen una toma”, agregaron.

El conflicto en el colegio se desató el 3 de septiembre, cuando el Consejo de Escuela Resolutivo del Nacional Buenos Aires decidió convocar a elecciones para elegir al sucesor de la destituida Virginia González Gass el 4, 5 y 6 de octubre. La UBA, de quien dependen tanto el Nacional de Buenos Aires como la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, decidió mediante un despacho de la Comisión de Interpretación y Reglamento que esos establecimientos secundarios “se abstengan de avanzar en los procesos de selección de la terna” hasta tanto el Consejo Superior “se expida sobre el procedimiento a seguir”. “Acá no se votó en contra de nada”, aclaró una fuente cercana al decanato, sino que se votaron tres cuestiones. “Un pedido de la escuela de postergar el plazo para la presentación de la terna” y convocar para el miércoles próximo a la Comisión de Interpretación y Reglamento, a los Consejos Resolutivos de ambos colegios con el fin de “elaborar un método común de elección de autoridades”. El tercer punto que se definió fue que hasta tanto no se defina el sistema electoral, “se abstengan de avanzar en algún proceso electoral”.

“Al ser un colegio dependiente de la UBA, también tienen que aceptar todos los órganos de decisión y gobierno de la universidad –manifestó la fuente–. El Consejo Superior es el mayor órgano de gobierno y tiene la última palabra.” Sobre la toma del colegio, el vocero afirmó que “estos chicos tienen un concepto de democracia muy particular”, porque “si no se vota lo que ellos quieren toman el colegio”. “Cada vez que el Consejo Superior, órgano máximo de gobierno, decide algo que no les gusta hacen una toma”, agregó. La presidenta del centro de estudiantes, Mariana Katz, dijo que en la sesión del Superior “se votó una resolución que ratifica lo que ya había resuelto el rector (Ruben) Hallu”, que es que “se frene el proceso de elecciones” que había comenzado la semana pasada en el colegio, “luego de que el 3 de septiembre el CER llamara a elecciones de forma directa, universal y ponderada”.

Finalizada la sesión del Consejo Superior, la columna de estudiantes que había marchado hacia el rectorado de la UBA regresó al Nacional de Buenos Aires junto con docentes, graduados y no docentes. Unos 1500 estudiantes, reunidos en asamblea, decidieron la toma del colegio con clases públicas, hasta la noche de hoy. Como consejera, Julieta Mellano confirmó en diálogo con Página/12 que, desde el claustro de graduados, “defendemos la toma y nos haremos presentes en el colegio para debatir con los chicos. Proponemos, además, ser el nexo dinámico entre los estudiantes y los docentes”, adelantó. Sobre los fundamentos de la medida, Katz reconoció que la resolución del Consejo Superior “se enfrenta al método más democrático que la comunidad educativa encontró para llamar a elecciones”, y a cambio “no plantearon ninguna salida al conflicto. Entonces resolvimos la toma del edificio”.

Los estudiantes organizarán, a partir de las 12, una nueva asamblea para discutir sobre las próximas medidas. “La idea es reunirnos para analizar cómo seguimos la lucha para que las autoridades de la UBA reconozcan el llamado a elecciones”, remarcó la estudiante. El proyecto aprobado por el CER había previsto que mañana se presentaran los proyectos de los candidatos a rector. “Por eso queremos que el colegio funcione con normalidad el viernes”, confió Katz. Después de la asamblea, los estudiantes se movilizarán a las 14 junto con otros estudiantes secundarios y universitarios por “la defensa de la educación pública”.

Compartir: 

Twitter
 

La toma del edificio del Colegio Nacional de Buenos Aires continuará hasta esta noche.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared