EL PAíS › UNA ENCUESTA DEL CEOP DA A LA PRESIDENTA CRISTINA KIRCHNER GANADORA EN PRIMERA VUELTA

Una mayoría consolidada y que se agranda

El retiro de las candidaturas presidenciales de Mauricio Macri y Fernando “Pino” Solanas favoreció a CFK, que amplía su diferencia en la intención de voto. Alta imagen positiva y aprobación de la gestión.

 Por Raúl Kollmann

Después de haberse bajado Mauricio Macri y Fernando “Pino” Solanas, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner amplía su diferencia en la intención de voto de cara a las elecciones presidenciales del 23 de octubre. Teniendo en cuenta que todavía hay un diez por ciento de indecisos, hoy la Presidenta podría superar el 50 por ciento de los votos. “Algo que percibimos en los estudios de los últimos dos años –señala Roberto Bacman, titular del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP)– es que la doctora Kirchner tiene una imagen en crecimiento, pero, además, estable. Ya a finales de 2009 se empezó a notar la mejoría. La gente que opinaba bien de ella ya superaba entonces el 40 por ciento. Con el Bicentenario hubo un crecimiento al 51 por ciento o aún más. Y es cierto que con la muerte de Néstor se produjo un salto inicial de 10 puntos y hasta llegó al 65 por ciento. Hoy está estabilizada la opinión positiva entre el 62 y 63 por ciento.”

Las conclusiones surgen de un nuevo sondeo realizado por el CEOP durante la semana pasada. En total se entrevistó a más de mil personas de todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. La encuesta se hizo a través de una muestra telefónica. El objetivo del trabajo fue tener una primera impresión del efecto que causó en el electorado la decisión de Mauricio Macri de no postularse a la Presidencia.

“Algunos pensaban que sin Macri y Solanas habría una polarización que perjudicaría a la Presidenta –analiza Bacman–. El razonamiento era el siguiente: sin Macri y sin Solanas hay casi un único candidato opositor, Ricardo Alfonsín, que treparía mucho en la intención de voto. La realidad es que esto no ocurre, porque buena parte de los votos que dejaron de ir a Macri y Solanas van a Cristina. Por supuesto que hay un crecimiento de Alfonsín, porque hay un espacio vacío. No hay otro, piensan algunos anti K. La realidad es que Alfonsín creció unos siete puntos y Cristina cuatro. Pero también Cristina se nutre de votantes que iban a ir a Pino Solanas, de manera que ella termina saliendo beneficiada. Y, atención, que si terminara surgiendo una candidatura como, por ejemplo, la de Felipe Solá, seguramente le va a restar a Alfonsín. Un dato más: la decisión de Macri de bajarse no benefició hasta ahora a Eduardo Duhalde, que quedó muy golpeado por la escandalosa interna del Peronismo Federal.”

Bacman explicó que, en otros trabajos que hace la consultora, perciben solidez de la imagen de la Presidenta, que tiene que ver con su gestión: “La gente valora que tiene trabajo, gran parte manifiesta tener buenas perspectivas, dinero para gastar o ahorrar. Lo más cuestionado durante todos estos años fue el estilo. Pero desde fines de 2009 y principios de 2010 esos mismos ciudadanos empezaron a pensar si el estilo no tenía que ver con una defensa del modelo. Eso ya redujo mucho las opiniones negativas sobre el estilo. A esto hay que agregarle que Cristina cambió cosas del estilo. No lo esencial, pero está menos en la controversia. El enojo de esta semana, es casi seguro que no cayó mal. Porque apunta a bajar confrontaciones. Cuestionó a los gremios por su exagerada conflictividad. De manera que estamos ante una situación en que la gente ya venía valorando su gestión y ahora también valora bastante el estilo”.

Para el titular del CEOP, no sólo la Presidenta mantiene una alta opinión positiva, sino que se redujeron muchísimo las opiniones negativas. Y eso es importante en la cuestión electoral. “Que se opine bien de un candidato, no lleva a votarlo. Se ve en el ejemplo de Ricardo Alfonsín. Tiene una opinión positiva del 45 por ciento y en otros estudios ha llegado al 50. Pero eso no se traduce en votos, porque la gente piensa en cuestiones como las limitaciones del radicalismo y del propio Alfonsín a la hora de gobernar. El ciudadano común no se olvida de que los dos gobiernos de la UCR no pudieron terminar, en especial el de Fernando de la Rúa. Lo que sí pesa mucho en el voto es la opinión negativa. Es muy difícil que alguien vote a un candidato del que tiene mala opinión. Por eso, la imagen negativa es un techo. Duhalde, por ejemplo, tiene la mayor imagen negativa en el terreno de los candidatos. Con el 70 por ciento de gente que opina mal de él, es muy difícil que pueda hacer una buena elección. Sólo en un caso de ballottage, como en Perú, en que no hay otra, la gente terminará votando a candidatos que no le gustan.”

Para redondear, e insistiendo en la solidez del voto actual de la Presidenta, Bacman aportó un dato más: “Tiene una fuerte fidelidad de voto. El 80 por ciento de los que la apoyaron en 2007 lo harán otra vez en octubre. Y eso no pasa con los demás candidatos. El voto de Elisa Carrió, que fue segunda en la última elección presidencial, se dispersó mucho; lo mismo ocurre con los que votaron a Roberto Lavagna-Gerardo Morales. La consistencia también ayuda a consolidar el voto actual de Cristina”.

La intención de voto

Candidatos a presidente (en porcentaje)


Kirchner (FPV) 47,7
Alfonsín (UCR, De Narváez) 19,3
Carrió (CC) 5,8
Rodríguez Saá (PF) 4,8
Duhalde (UP) 4,5
Binner (PS, PS, GEN) 3,4
Otros/no vota 4,4
No sabe 10,1


Fuente: CEOP.

Cuestión de imagen

Imagen de dirigentes políticos (en porcentaje)


Positiva Negativa
Alfonsín 45,8 42,7
Macri 44,6 50,4
Cobos 38,8 53,0
Binner 35,0 34,4
Solanas 34,8 48,3
Carrió 33,9 60,4
Duhalde 24,5 70,6


Fuente: CEOP.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.