EL PAíS › EL GOBERNADOR ALPEROVICH Y EL RADICAL CANO, CON DISTINTAS ESTRATEGIAS

Fin de campaña en Tucumán

Alperovich es amplio favorito para ser reelecto. Prefirió evitar un acto tradicional de cierre y recorrió barrios de la capital provincial. Su principal adversario, el radical Cano, recibió la visita de Ricardo Alfonsín.

El gobernador José Alperovich no realizó ningún acto de cierre y recorrió barrios de la capital.
Imagen: Télam.

La campaña electoral para la gobernación de Tucumán –donde el favorito para las elecciones del domingo es el actual gobernador José Alperovich– se cerró ayer con distintos actos de los candidatos. Mientras Alperovich no realizó ningún acto de cierre, el principal opositor, el senador radical José Cano –se presenta al frente del Acuerdo Cívico y Social que integran el PRO, la Coalición Cívica, el Partido Socialista, entre otros– se mostró junto al candidato presidencial Ricardo Alfonsín en la sede partidaria de la Unión Cívica Radical (UCR).

El gobernador Alperovich ya había anunciado que no realizaría acto de cierre de campaña. Si bien en su entorno explicaron que se debía a que “no era necesario un cierre de campaña tradicional porque ya ganamos”, el gobernador que irá por su tercer mandato y su segunda reelección fue más cauto: “Vamos a ver qué pasa, hay que esperar”, señaló a la prensa en una recorrida por los barrios de la capital tucumana. Alperovich salió al cruce de su secretario de Gobierno y candidato a legislador, Marcelo Caponio, que en un acto de campaña sorteó un auto cero kilómetro, una moto y electrodomésticos. “Estoy totalmente en desacuerdo con este tipo de actividad, es una afrenta contra la gente humilde”, afirmó, en condena a la estrategia de Caponio.

Las elecciones a gobernador se realizarán el domingo en Tucumán, donde además de Alperovich se presentarán otros doce candidatos. La performance lograda por el gobernador en 2007 cuando logró su primera reelección con el 80 por ciento de los votos parece no estar muy lejos, según los datos de las últimas encuestas y teniendo en cuenta que la fórmula lleva 87 colectoras en toda la provincia. En las primarias del 14 de agosto –un ensayo de lo que irá sucediendo en las provincias que aún no realizaron sus elecciones locales–, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner logró la adhesión de más del 65 por ciento de los sufragios. En segundo lugar quedó la Alianza Unión para el Desarrollo Social que encabezó a nivel nacional Alfonsín –en la provincia es la ACyS–, con el 13,70 por ciento.

El senador Cano, candidato de ACyS, cerró su acto en el local partidario de la UCR después de una caravana por la ciudad. Allí se pudo ver a un recuperado Alfonsín, después de una internación por problemas pulmonares en el inicio de la semana, y a los dirigentes nacionales de la UCR, Gerardo Morales y Ernesto Sanz. El candidato tucumano se había opuesto a las colectoras para intentar disminuir el caudal de votos del oficialismo y llegó a presentar un recurso de amparo ante la Justicia, pero el reclamo no prosperó. “La primera condición de una Junta Electoral debe garantizar su transparencia y su independencia del poder político, pero en Tucumán se desvirtuó todo, y desde el oficialismo desvirtuaron hasta la ley del acople”, aseveró Cano en referencia a las listas de adhesión.

Los enemistados hermanos Ricardo y Luis José Bussi, hijos del represor y ex gobernador Antonio Domingo Bussi, también se presentarán para disputar la gobernación –también van como primeros legisladores en sus listas– por separado, aunque comparten el eje de sus campañas: la seguridad. Luis Bussi cerró con una caminata por el centro de la ciudad, mientras que su hermano ya había hecho lo propio el martes. Por otro lado, el candidato del Frente de Izquierda, Daniel Blanco, recibió la visita del candidato presidencial Jorge Altamira, quien destacó que “lo de los tucumanos es un record, deben ir al Guinness por la cantidad infernal de boletas, se les ha ido la mano”.

El oficialismo provincial no siente presión ante las elecciones del domingo, pero enfrentará también una lista kirchnerista con algún guiño de la Casa Rosada. La diputada Stella Maris Córdoba irá con el Partido Popular para pelear la gobernación para “poner fin a un gobierno conservador”, como define a la gestión de Alperovich que acusa de haberse “apartado del camino iniciado en el 2003” por Néstor Kirchner. Así las cosas, el gobernador tucumano espera contar el domingo con la presencia del ministro de Economía y candidato a vicepresidente, Amado Boudou.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.