EL PAíS › LA JUVENTUD KIRCHNERISTA DESMINTIó ACUSACIONES DE VICTORIA DONDA

La Cámpora no cree en sexismo

El juramento de la diputada del FAP alimentó una inesperada polémica con La Cámpora. Mientras Donda acusó a los kirchneristas de “sexistas”, la agrupación negó haberla insultado por su vestimenta y recordó las descalificaciones de la diputada.

Un debate entre la agrupación La Cámpora y la diputada del Frente Amplio Progresista (FAP) Victoria Donda fue el inesperado coletazo de la jornada de jura de los diputados en el Congreso. Donda emitió un comunicado en el que rechazó supuestas “agresiones de tono sexista” que dice haber recibido cuando fue su turno de posar la mano sobre la Constitución nacional. La Cámpora respondió con un documento en el que desmienten las agresiones y recuerdan que fue la “Presidenta quien sufrió ese tipo de ataques”. “Da mucha pena que Victoria Donda, que es denigrada por los mismos medios a los que les da notas constantemente, trate de confundir a la sociedad con la complacencia mediática de los medios que ella utilizó para lanzar todo tipo de descalificaciones contra las agrupaciones juveniles que supieron plantarse frente a los monopolios y recibir sus críticas sin ser defendidos”, sostuvo La Cámpora.

“Resulta realmente paradójico que sus agresiones sean de tono sexista, denigrando a la mujer, cuando su principal referente político es precisamente una mujer”, aseguró Donda en el comunicado chicaneando a los militantes de La Cámpora. Cuando la ahora diputada del FAP pasó junto a su compañero Víctor De Gennaro para concretar la jura de su nuevo período en la Cámara baja es cuando dice haber escuchado los insultos supuestamente relacionados con su vestimenta. La agrupación kirchnerista le respondió que “uno de los problemas” que tiene era que “cree todo lo que le dicen los diarios. Nosotros nunca la insultamos, a pesar de que ella lo hace continuamente. No existió el ‘ole, ole trola, trola’, sino que lo que se cantó fue ‘ole, ole, Rodra, Rodra’ en referencia a un compañero que fuera pareja de ella, y la ayudara mucho’”.

Donda llegó a la Cámara baja en las listas del Frente para la Victoria en el 2007. Fue elegida para integrar la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires por su condición de nieta recuperada, impulsada por las Abuelas y bien recibida por Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

“Aquellos que dicen representar a la juventud organizada, la renovación y una mística diferente se han expresado de la misma forma que esa dirigencia política que la mayoría de la sociedad repudia”, afirmó la diputada y agregó que “las mujeres tenemos el derecho y la obligación de hacer política, vestidas con los que nos haga sentir mejor, cómodas y a gusto”. Los kirchneristas apuntaron que “si hubo una mujer agredida por su condición fue Cristina Kirchner. Nunca escuchamos a Victoria Donda criticar las agresiones de las que era blanco” la Presidenta, “nunca insultaríamos a nadie. Nuestra Presidenta sufrió este tipo de ataques incluso después de la partida de Néstor”. Para dejar claro que no es el sexismo la línea en la que basan sus posiciones políticas, la Cámpora destacó que “esta juventud es la que bancó al gobierno que más amplió derechos desde el primer peronismo. Ley de matrimonio igualitario, Ley de Género, etc”.

Pero la queja por las supuestas agresiones sexistas fueron la punta para desgranar otras acusaciones. “No les importa hacerle campaña a (el intendente de Merlo, Raúl) Othacehé, (el gobernador bonaerense Daniel) Scioli o (el mandatario formoseño) Gildo Insfrán”, volvió a chicanear Donda en el texto a los que los camporistas le recordaron que ella llegó a su banca en la lista “que llevaba como gobernador a Scioli. Vaya a saber para quién habrá hecho campaña, ¿no? Es más, en esa misma lista iba Graciela Camaño. Más aún, cuando todos venían por Néstor y Cristina, Donda tuvo muy claro cuál era su lugar y terminó conformando aquel Grupo A con Graciela Camaño y Patricia Bullrich”. También resaltaron que “le hicieron el cuento de la orga a Néstor, después a (el diputado Martín) Sabbatella, después a (el diputado Fernando) Solanas y por último a (el gobernador de Santa Fe, Hermes) Binner. Todo esto en cuatro años”, señalando el derrotero por el que pasó la organización política de Donda, el Movimiento Libres del Sur.

Compartir: 

Twitter
 

La diputada del FAP Victoria Donda en el momento de su jura por un nuevo mandato.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.