EL PAíS › RECHAZARON UNA NUEVA OFERTA SALARIAL Y ANUNCIARON MEDIDAS DE FUERZA

Los camioneros siguen su ruta

La cámara del transporte subió su propuesta de aumento y llegó al 21 por ciento, pero el sindicato de Moyano reiteró su reclamo de un incremento de 30 puntos y amenazó con paros sorpresivos. Trabajo volvió a citar a las partes para el viernes.

La Federación de Camioneros insistió en su reclamo de un aumento salarial del 30 por ciento y, tras anticipar que hará nuevos paros sorpresivos, volvió a cuestionar la política salarial del Gobierno. Lo hizo al rechazar en las paritarias del sector la oferta empresaria de una recomposición anual del 21 por ciento. “Si no se modifica el Impuesto a las Ganancias y el tope para las asignaciones familiares” será “imposible firmar un acuerdo” por esa cifra, advirtió Pablo Moyano, el secretario adjunto de Camioneros.

El sindicato reclama, además de una suba de 30 puntos, el pago de una suma fija de entre 3 y 4 mil pesos para compensar el efecto del Impuesto a las Ganancias. En el marco de las paritarias, los camioneros están desde hace 15 días en estado de alerta y movilización. La semana pasada lanzaron un plan de lucha que consiste en paros por rama: las medidas comenzaron el viernes, con una huelga de los choferes de camiones de caudales que afectó la reposición de billetes en los cajeros automáticos.

Ayer, el Ministerio de Trabajo convocó a una audiencia para acercar posiciones en la sede de Relaciones Laborales, pero las partes no llegaron a un acuerdo. Al salir de la reunión, el representante de la cámara empresaria del transporte de cargas, Lucio Zemborain, aseguró que habían ofrecido tres puntos más que en la última propuesta, llegando así al 21 por ciento. “Demostramos nuestro interés por preservar la paz social y terminar con las medidas de acción directa que están realizando”, sostuvo en ese sentido. El representante de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas dejó claro que los empresarios no consideran que deban otorgarles a los camioneros una compensación por el pago del Impuesto a las Ganancias.

Hoy deben pagar ese tributo los trabajadores con sueldos superiores a 5782 pesos mensuales, si son solteros sin hijos; para los que tienen cargas de familia, el impuesto se aplica a partir de los 7444 pesos de sueldo, según la cantidad de hijos. En cuanto al reclamo por el salario familiar, el tope actual está puesto en los sueldos superiores a los cinco mil pesos.

Tras el fracaso de la audiencia de ayer, Pablo Moyano salió contra el Gobierno. El dirigente puso el acento en los puntos que su padre, Hugo Moyano, viene reclamando como ejes de su campaña para quedar al frente de la CGT por un nuevo mandato. Estando a menos de un mes de esa elección interna –el confederal tiene fecha para el 12 de julio– es claro que toda la paritaria de los camioneros quedará cruzada por la interna de la central obrera.

En esa línea, Moyano hijo advirtió que el Gobierno se “equivoca” si quiere “pulsear” contra el sindicato porque, dijo, la situación de los trabajadores “no da para más”, debido a “las suspensiones” por menor actividad y el pago del Impuesto a las Ganancias. También apuntó contra el ministro de Trabajo, Carlos Tomada: “Se la pasa haciendo seminarios mientras no ve la realidad de la calentura de la gente, de los compañeros a los que no se les pagan asignaciones familiares”.

El ministro de Trabajo tuvo unas palabras sobre el conflicto. “Hubo pequeños avances y confiamos en que haya racionalidad”, dijo al ser consultado antes de participar de la firma de un convenio de capacitación con el gremio de docentes porteños UTE. La cartera laboral llamó a las partes a una nueva audiencia para el próximo viernes, a partir de las 11.

Compartir: 

Twitter
 

Pablo Moyano cargó contra el Gobierno por el Impuesto a las Ganancias y las asignaciones familiares.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.