EL PAíS › EN EL BLOQUE QUE SE OPONE AL CAMIONERO ACORDARON LLEVAR SUS PLANTEOS A TRABAJO

Los antimoyanistas quieren ver a Tomada

Del encuentro de ayer en Sanidad participó Luis Barrionuevo, quien reflotó su propuesta de una conducción tripartita en la CGT. Acordaron esperar a ver cómo se resuelve la impugnación que presentaron a la convocatoria de Moyano.

Los dirigentes sindicales opositores al actual secretario general de la CGT, Hugo Moyano, aprovecharon un encuentro que mantuvieron ayer por la tarde con el objetivo de debatir la estrategia del sector para reforzar algunos consensos. Por ejemplo, acordaron pedir una reunión con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, como eventual primer paso a un eventual encuentro con la presidenta Cristina Kirchner, que algunos jerarcas sindicales se habían apresurado a solicitar. Del meeting de ayer volvió a participar el gastronómico Luis Barrionuevo, quien reflotó su propuesta de una futura conducción tripartita de la CGT “para que estemos todos representados”, propuesta que encontró eco en las declaraciones de quienes luego oficiaron de voceros. Sugestivamente, quien no estuvo en la reunión fue el secretario de la UOM, Antonio Caló, aunque mandó a su adjunto.

Entre los puntos que resolvieron ayer en el encuentro que mantuvieron en la sede de la Federación de Trabajadores de Sanidad, los antimoyanistas resolvieron pedir una reunión con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, para reclamarle por los fondos que el Estado adeuda a las obras sociales gremiales, entre otros puntos a discutir. “Le vamos a solicitar al ministro de Trabajo una audiencia para reiterar que se suba el piso del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, por las asignaciones familiares, los fondos de obras sociales y el 82 por ciento móvil para los jubilados”, señaló Carlos Acuña, titular del sindicato de los trabajadores de estaciones de servicio.

Los dirigentes acordaron esperar el resultado de la impugnación al congreso del 12 de julio convocado por Moyano, al que se oponen por considerar que el llamado a elecciones fue decidido el 24 de abril último durante un encuentro que careció del quórum suficiente para deliberar. En ese sentido, aspiran a que el Ministerio de Trabajo resuelva a su favor la impugnación, resultado que de concretarse requeriría una nueva convocatoria, en un fecha distinta.

En ese sentido, el titular de Sanidad y anfitrión, Héctor Daer, apuntó que Moyano “ha perdido el rol de representar los intereses de los trabajadores, para sumarle una actitud política que no debe hacerse desde la CGT”. Además, el sindicalista mencionó que un encuentro con la presidenta Cristina Kirchner –un dato que el líder del sindicato de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, había anticipado como probable antes del encuentro– se concretará “quizás en un paso posterior”.

De la reunión participaron además de Daer, Lescano y Acuña, José Luis Lingeri (AYSA), Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio) y el ex moyanista Omar Viviani (peones de taxis), entre varios otros. Uno de ellos, el reaparecido Barrionuevo, volvió a la carga con su pedido de un triunvirato al frente de la CGT. La vez que le bajaron el pulgar a su idea, el gastronómico dejó de concurrir a los encuentros y circuló fuerte la versión de una posible negociación con Moyano. Según algunas cuentas, los congresales de los gremios que responden a Barrionuevo podrían inclinar la balanza para uno u otro lado.

En la reentré, el gastronómico se despachó con su habitual rosario de críticas al gobierno nacional. “La Presidenta, si no se quiere ir antes, debe llamar a los que corresponde. Ella pidió diálogo para las Malvinas, pero acá no tiene diálogo con nadie”, lanzó. Consideró que su idea del triunvirato era la más adecuada para conducir la central obrera. “Ese cuerpo ya funcionó de forma exitosa en 2004”, sostuvo.

Después de la reunión, quienes oficiaron de voceros no descartaron la propuesta de Barrionuevo. “La conducción mediante un triunvirato es una de las posibilidades, procuramos tener una conducción que represente a todos”, subrayó Daer. Todas las declaraciones apuntaron a que se debía terminar con los “personalismos”, en referencia a Moyano, haciendo hincapié en que era un estilo que ya no iba más.

Del encuentro de ayer no participó Caló, quien el fin de semana hizo declaraciones adelantando sus planes en caso de resultar electo como sucesor del camionero en la CGT. Con todo, estuvo representando por su adjunto en la UOM, Juan Belén.

Compartir: 

Twitter
 

El gastronómico Luis Barrionuevo se mostró nuevamente en el bloque de los antimoyanistas.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.