EL PAIS › EL GOBIERNO ANUNCIO LA CONVOCATORIA A LA PARITARIA NACIONAL DOCENTE

La mesa para negociar está tendida

La negociación para fijar el piso salarial para los maestros de todo el país comenzará mañana. En la Ctera definirán hoy el pedido de aumento para este año, aunque adelantaron que no se conformarán con un 25 por ciento. Podría complicarse el comienzo de las clases.

 Por Laura Vales

Los funcionarios y los dirigentes docentes volverán a sentarse mañana para buscar acuerdos.
Imagen: Télam.

El Gobierno convocó a los gremios docentes a iniciar mañana la paritaria del sector. Se trata de la negociación que al comienzo de cada año fija un piso salarial para los maestros de todo el país y que tradicionalmente hace de piedra de toque del resto de las paritarias estatales. Al anunciar la convocatoria, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que el comienzo de las clases no está su-bordinado a esta paritaria nacional, aunque desde los sindicatos consideran difícil que el ciclo lectivo empiece en término porque ya está demasiado cerca del arranque del año escolar.

La paritaria define el salario inicial docente, es decir lo que cobra un maestro sin antigüedad por un cargo de jornada simple. Ese piso está actualmente en 3416 pesos. En la Ctera, el gremio docente con representación nacional de mayor peso, no quisieron anticipar cuál será el pedido de aumento para este año, porque definirán el reclamo recién hoy, en una reunión de su junta ejecutiva, con representantes de todas las provincias. De todas maneras, adelantaron que el 25 por ciento que manejan los gobernadores para los estatales está lejos de lo esperado.

“Estamos en desacuerdo en la intención que tuvieron diecisiete provincias de poner un tope del 25 por ciento a las negociaciones; es algo que no corresponde porque la paritarias son libres”, señaló en este sentido el secretario de Prensa de la Ctera, Alejandro Demichelis.

Además de la negociación nacional, los docentes tienen que acordar los aumentos de salarios provincia por provincia. En general, los gobernadores esperan a que se fije el salario inicial docente para cerrar la paritaria local, y la postergación del comienzo de las clases por paros ante la falta de acuerdos es el clásico de marzo.

Refiriéndose a lo complejo de estos acuerdos distrito por distrito, ayer Capitanich señaló que los sueldos del sector docente “usualmente abarcan más del 50 por ciento de la estructura salarial de cada una de las provincias”.

Por otra parte, el jefe de Gabinete dijo que “en muchos casos el inicio de clases no está subordinado a estas paritarias nacionales” y puso como ejemplo el caso de Salta, donde ya hubo un acuerdo con los gremios que garantiza el comienzo a término de las clases. En esa provincia hubo una negociación anticipada en octubre, y la provincia otorgó un 25 por ciento de aumento desde noviembre de 2013 a marzo de este año. Allí la negociación se hará en abril y con menos presión. Hay otros dos distritos donde los gobernadores ya hicieron su oferta, Córdoba (el 31 por ciento) y San Luis (con el 30), pero en la mayor parte de las provincias el panorama no es prometedor y no hay expectativas de un rápido comienzo de las clases.

Las escuelas deberían comenzar su actividad el próximo 26 –en seis días– en el Chaco, Tucumán, Jujuy y Río Negro, mientras que para el resto del país la fecha de largada es el 5 de marzo.

En la reunión del viernes, el gobierno nacional hará su oferta salarial a las cinco federaciones docentes del país: Ctera, Ademys, Sadop, UDA y CEA. En los últimos dos años, las partes no lograron llegar a un acuerdo y el Gobierno estableció el aumento unilateralmente. En ese sentido, el pronóstico para este año no es mejor y en el Ministerio de Educación no tienen grandes expectativas.

Si bien durante el verano hubo reuniones entre los funcionarios y dirigentes de las cuatro federaciones, en los encuentros no se logró avanzar.

En cuanto al pedido de los gremios, la Ctera anticipó que quiere que el aumento corra desde el 1º de febrero, que se termine de pagar dentro del primer semestre (el año pasado fue en tres tramos, el último en diciembre) y que el convenio tenga una cláusula de revisión a mitad de año, por la inflación.

“Iremos a escuchar la propuesta y si consideramos que corresponde la elevaremos al congreso nacional que la Ctera realizará el lunes”, indicó sobre el inicio de la paritaria, Stella Maldonado, titular del gremio integrante de la CTA (ver aparte).

Las otras cuatro federaciones (UDA, Sadop, Ademys y CEA), que pertenecen a la CGT que dirige Antonio Caló, han pedido públicamente un salario inicial de 5500 pesos.

“Celebramos la convocatoria que venimos reclamando desde hace bastante y esperamos que el tiempo alcance para llegar a un acuerdo teniendo en cuenta que hay cinco distritos que deberían comenzar el lunes las clases”, dijo el secretario general del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), Mario Almirón.

Jorge Dobal, de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), agregó que “la predisposición es buena”. “Esperaremos la oferta, evaluaremos y después daremos la opinión”.

Sergio Ismael Romero, de la Unión Docentes Argentinos (UDA), remarcó que insistirán en que se incorpore “una cláusula de monitoreo” para reabrir la negociación salarial en caso de que sea necesario por la inflación.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.