EL PAIS › MARIA JULIA ALSOGARAY RECIBIO UNA NUEVA CONDENA Y PODRIA VOLVER A LA CARCEL

La tercera es la vencida

Fue condenada a cuatro años de prisión por administración fraudulenta durante la privatización de ENTel. El tribunal ordenó su captura, pero la medida quedará en suspenso hasta que el fallo sea confirmado.

Cuando quede firme la condena que recibió ayer María Julia Alsogaray, la tercera que recibe por delitos cometidos como funcionaria durante el gobierno de Carlos Menem, la ex dirigente liberal de 71 años podría volver a la cárcel. Alsogaray fue condenada ayer a cuatro años de prisión en un juicio por administración fraudulenta durante la privatización de Entel, por contratos de fin de obra durante la privatización de la telefónica estatal, ocurrida hace ya 25 años. Al dictar la sentencia, el Tribunal Oral Federal 6 ordenó su captura, pero la medida quedará en suspenso hasta que el fallo sea confirmado luego de las apelaciones. Caso contrario, la ex funcionaria seguirá en libertad. Los plazos que se tomarán las instancias superiores para validar o rechazar su condena son imprevisibles, según afirmó a Página/12 una fuente judicial. El cómputo de la unificación de las penas la llevaría durante once años tras las rejas.

Los jueces Julio Panelo, María del Carmen Roqueta y José Martínez Sobrino prohibieron la salida del país de Alsogaray y del ex coordinador general de la telefónica estatal Gustavo Daneri, condenado a cuatro años de prisión. Además de la pena de cuatro años, la Justicia le impuso “inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos e inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena”.

El TOF 6 postergó la unificación de condenas de la privatizadora de Entel hasta que los fallos queden firmes. Otro de los acusados, el consultor Hernán Flaum, fue condenado a tres años de prisión en suspenso y a la realización de trabajos comunitarios en una entidad de bien público durante 12 meses, mientras que el tribunal absolvió a Juan Carlos Pickenhayn. Tras escuchar la pena impuesta por los magistrados, Alsogaray se retiró sin hacer comentarios de los tribunales federales de Comodoro Py en un auto que la esperaba en el subsuelo. “No voy a hacer declaraciones”, fue lo único que expresó la ex polifuncionaria preferida de Menem. Vestía un saco de lino color verde manzana y pantalón negro, además de una bandolera y un pañuelo de seda al tono.

La lectura de la sentencia fue tan rápida que ni siquiera los medios de comunicación audiovisuales y el propio Centro de Información Judicial llegaron a tomar la señal para trasmitir el veredicto en vivo y en directo. Los jueces Panelo, Roqueta y Martínez Sobrino darán a conocer el próximo 28 de abril los fundamentos de la sentencia. A partir de ese momento, las defensas tendrán diez días para apelar ante la Cámara de Casación Penal, y con ese recurso lograrán evitar que la sentencia quede firme y que Alsogaray sea detenida.

La fiscal Sabrina Namer había pedido cuatro años para Alsogaray y penas menores para los otros tres imputados: Daneri, Pflaum y Pickenhayn, del estudio Javier Fernández Madero y la consultora KPMG. La defensora oficial Pamela Bisserier había dicho que el delito estaba prescripto, pero además denunció que se le estaban atribuyendo a la ex funcionaria hechos ajenos a su función y que no se había demostrado un “perjuicio concreto al patrimonio” del Estado. “Soy inocente de los hechos por los que se me acusa”, había dicho Alsogaray la semana pasada, cuando le tocó decir sus últimas palabras antes del veredicto.

La de ayer se suma a otras dos condenas, la primera en el 2004, a tres años de prisión por enriquecimiento ilícito, a raíz de la cual la Justicia remató su petit hotel de cuatro pisos en Recoleta para restituir al Estado 3 millones 200 mil pesos. La semana pasada sufrió otro revés judicial cuando la Justicia ordenó que le incautaran 341.507,81 pesos correspondientes a intereses devengados por ese monto.

En abril del año pasado, Alsogaray fue condenada por segunda vez a cuatro años de prisión por actos de corrupción en contratos que firmó como secretaria de Recursos Naturales con la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. También en 2013 fue absuelta en un juicio por defraudación en el plan de manejo del fuego cuando fue secretaria de Medio Ambiente, por prescripción de la acción penal, ya que el presunto ilícito fue cometido hace más de dos décadas.

Quien fuera la niña mimada del menemismo ya estuvo presa. El 12 de agosto de 2003 el juez federal Rodolfo Canicoba Corral había ordenado su detención en una causa en la que era investigada por el presunto pago de sobreprecios en una serie de refacciones que efectuó en la sede de la Secretaría de Recursos Naturales durante su gestión. Estuvo encarcelada durante 21 meses, hasta que en mayo de 2005 consiguió ser liberada. En mayo de 2004, estando presa, Alsogaray fue condenada por enriquecimiento ilícito. Intentó justificar el incremento de sus ingresos con los sobresueldos que se pagaron durante la gestión de Carlos Menem, y sus dichos dispararon una causa para otros miembros del entonces gabinete.

Compartir: 

Twitter
 

Las tres condenas de María Julia Alsogaray suman once años de prisión.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.