EL PAIS › INSAURRALDE FUE A LO DE TINELLI Y VOLVIO A LAS AMBIGüEDADES SOBRE SU FUTURO

Las vueltas del novio de Jesica

Luego de reunirse con Scioli fue a la televisión para anunciar su casamiento con Jesica Cirio. Volvió a hablar de sus coincidencias con su “amigo” Sergio Massa y recibió críticas desde el oficialismo.

El diputado del Frente para la Victoria Martín Insaurralde sigue jugando a las escondidas: luego de participar en el programa de televisión de Marcelo Tinelli, donde dialogó por teléfono e invitó a su boda tanto a Daniel Scioli como a Sergio Massa, ayer volvió a postergar una definición política hasta el año próximo. El alto nivel de exposición del ex intendente de Lomas de Zamora, en campaña como precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, y su ambigüedad partidaria de cara a los comicios de 2015 levantó críticas dentro del oficialismo, al tiempo que el líder del Frente Renovador le abrió las puertas a su amigo y ex rival.

“Todos saben el aprecio que le tengo a Sergio Massa, lo conozco desde hace muchísimos años; yo quiero trabajar sobre las coincidencias, no sobre las diferencias”, deslizó Insaurralde, consultado acerca de su relación con el candidato presidencial del FR. El diputado, que la noche anterior había aparecido en los estudios de Showmatch para anunciar su boda en noviembre con la modelo Jesica Cirio, rechazó anticipar cuál será su salida política de cara a los comicios del año que viene. “Las definiciones políticas, la cuestión electoral, formarán más parte del 2015”, dijo el legislador, evitando anticipar su estrategia.

En declaraciones radiales, si bien ratificó su apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y destacó la labor del ministro de Economía, Axel Kicillof, ante el conflicto con los fondos buitre, el legislador sostuvo que “hay tiempo” para decidir en qué espacio político lo encontrará el 2015. Por las dudas, dejó las puertas abiertas. “Comienza una etapa donde hay otros dirigentes que quieren ser protagonistas”, indicó, “una generación de dirigentes que apuestan a un país más allá” de los comicios del año próximo, entre los que mencionó a Scioli, a Massa y a Florencio Randazzo.

Por otra parte, el diputado cruzó al dirigente de Miles, Luis D’Elía, quien a través de Twitter lo había calificado de “hueco, sin valores” y de estar en pareja con una “vedetonga”, en referencia a Cirio. “Le hace mucho daño al Gobierno”, sostuvo Insaurralde, que agregó que “la enorme mayoría de los argentinos quiere vivir en una sociedad civilizada, de no conflicto, de no pelea con el prójimo” a diferencia del dirigente social que, dijo, “quiere construir una Argentina patoteando y agrediendo”.

Ante las señales del ex hombre fuerte de Lomas, su amigo Massa le abrió las puertas del FR. “Todos aquellos que tengan la vocación de respetar” los principios de ese partido “tienen la posibilidad de ser parte”, dijo, respecto de la chance de sumar a Insaurralde. El objetivo, sostuvo, es reunir a dirigentes “radicales, peronistas, independientes, de todo el país” que quieran “construir una Argentina del futuro”, respetando “principios”, como “que haya castigo por los hechos de corrupción” y “construir sobre la base del diálogo y los consensos, y no sobre la base del trato despectivo hacia el otro”.

Desde el oficialismo salieron a cuestionar a su diputado ante los coqueteos con la oposición. El titular de la Anses y también precandidato a gobernador bonaerense, Diego Bossio, sostuvo que “hay que ser serios y responsables” y que en estos momentos no se puede “convertir a la política en un show”, en referencia a las apariciones televisivas de quien fuera el primer candidato del FpV en las últimas elecciones. Desde el sciolismo, otro postulante a ese puesto, el titular del Grupo Bapro, Santiago Montoya, advirtió que “no es cuestión de estar bailando y cantando, sino de prepararse para gobernar”.

Distinta fue la postura del vicegobernador Gabriel Mariotto, viejo conocido de Insaurralde en la política lomense. “Que todos los compañeros que forman parte del Frente para la Victoria se queden aportando aquí, aun cuando tenemos diferencias estéticas”, pidió. “Yo como soy vecino de Martín en Lomas de Zamora tengo diferencias en Banfield, no fui uno de los que más aplaudió cuando fue candidato. No quiero ser una vertiente crítica. Yo quiero que se quede, en esto quiero ser claro”, aseguró.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Insaurralde volvió el lunes a Showmatch, donde ya es una presencia habitual.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.