EL PAíS › OPINION

Cambia tu aldea y cambiarás el mundo

 Por Leonardo Grosso *

La gira de Cristina Kirchner por el Vaticano y Estados Unidos significa la voluntad de pelea de un pueblo y un gobierno por un orden global más justo. Pero no sólo esto, es de público conocimiento que nuestra Presidenta y este gobierno, con Néstor Kirchner también, vienen peleando por las transformaciones de los organismos internacionales desde que participan en los mismos. Sólo hace falta rememorar algún discurso de Néstor en la ONU para comprobar lo que estamos diciendo, pero este momento es distinto, tiene sus particularidades.

Es distinto por dos cosas. En primer lugar, por el ataque dirigido de los fondos buitre a la Argentina. Y, en segundo lugar, porque este ataque se ha convertido en una amenaza para cientos de países en el mundo que podrían llegar a tener el mismo problema, si los buitres finalmente se imponen en esta controversia.

¿Qué atacan los fondos buitre?

Está más que claro que los buitres están atacando la soberanía política, la independencia económica y, sin duda, la justicia social que ha conquistado la Argentina en estos últimos 11 años. Quieren escarmentar a un gobierno que salió del infierno en el que nos habían dejado, a contramano de las recetas del FMI y el Consenso de Washington. Quieren atacar a un modelo de desarrollo autónomo que está al lado de los intereses nacionales y no subordinado a los designios imperiales.

La discusión sigue siendo la misma que hace 200 años: Patria o colonia.

Pero el mundo ha cambiado y esta contradicción que ha sido principal a lo largo de nuestra historia también cambió. El mundo se ha globalizado y con esto el impacto de las políticas o problemas de los países se expande a todo el globo. Una cuestión como la reestructuración de la deuda, teniendo en cuenta que el endeudamiento ha sido una estrategia hacia los países en desarrollo en función de controlar sus economías, impacta en todas o por lo menos en muchas economías nacionales sobre todo en los países en desarrollo.

Es por esto que la Argentina ha conseguido una victoria aplastante en la votación de semanas atrás en las Naciones Unidas ante la propuesta de crear un marco regulatorio con escala global que permita defender a las economías nacionales de los ataques especulativos de este pequeño sector del sistema financiero internacional que llamamos fondos buitres.

Esto es lo que nuestra Presidenta viene planteando en toda la gira que comenzó en el Vaticano y siguió en Nueva York. Esto es lo que planteaban las centrales sindicales a nivel mundial que expresaron el lunes por la tarde su solidaridad con la Argentina. Esto es lo que conversamos con los jóvenes de la New School el martes por la tarde, y es lo planteó nuestra Presidenta en su discurso de la Asamblea de Naciones Unidas.

La Argentina es un buen ejemplo para los pueblos del mundo entero de cómo construir un camino de justicia social y crecimiento económico. Hace años, en un encuentro de organizaciones populares del mundo, se decía “cambia tu aldea y cambiarás el mundo”. Nuestra aldea ha cambiado, hemos tenido una década ganada, ahora queremos hacer nuestro aporte para cambiar el mundo. Cristina está dando esa pelea. Un mundo mejor es posible.

* Diputado nacional, FpV-Movimiento Evita.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.