EL PAíS › CRITICAS AL ACUERDO MACRI-CARRIO DESDE EL FA-UNEN

“Rompió el espacio”

Proyecto Sur, el socialismo, Libres del Sur y un sector de la UCR rechazaron el acuerdo con el PRO. Responsabilizaron a Carrió de fracturar el espacio.

Fernando “Pino” Solanas, Hermes Binner, Ricardo Alfonsín, Julio Cobos, Margarita Stolbizer y Humerto Tumini.

El flamante acuerdo entre Mauricio Macri y Elisa Carrió para definir en las primarias quién de los dos competirá por la presidencia en octubre próximo cosechó críticas en la mayoría de los referentes del Frente Amplio Unen, que ratificaron su rechazo a cualquier acercamiento con el PRO. La alianza que comparten el radicalismo, el socialismo, Libres del Sur y Proyecto Sur cruje nuevamente, en otro anticipo de su ruptura. Se esperan todavía las conclusiones de la Convención radical, que se llevará a cabo en marzo, para terminar de resolver si el frente creado hace apenas nueve meses sólo sufrirá un desmembramiento o si se disuelve definitivamente.

Fernando “Pino” Solanas fue uno de los primeros miembros de Unen en salir al cruce de la nueva sociedad, que se concretó luego de varios amagos. Las críticas de Solanas no sumaron nuevos fundamentos a los que viene esgrimiendo desde que la referente de la Coalición Cívica comenzó a coquetear con Macri. “Rompió el espacio que había construido para aliarse con el que había denunciado como corrupto”, señaló Solanas y añadió reflexiones sobre Unen: “Quedó en evidencia la crisis de Unen”, alertó. El senador nacional reclamó al espacio que comparte con el socialismo, el radicalismo, el GEN y Libres del Sur “la necesidad de repensar todo para reconstruir un polo amplio de centroizquierda con distintas fuerzas políticas que tenga en cuenta los grandes objetivos nacionales, que reconstruya esta democracia degradada y combata la injusticia social”.

“En el Frente Amplio Unen no habrá acuerdos con el PRO”, fue más firme el diputado nacional y titular de la UCR bonaerense Ricardo Alfonsín. Para Alfonsín, si el frente intentara sumarse al acuerdo entre Macri y Carrió “sería una falta de respeto” porque en el espacio que actualmente integra el radicalismo “se ha decidido otra cosa”. Julio Cobos, que también está en contra del acuerdo con el PRO, prefirió esta vez el silencio. “Desde un principio Carrió nos quería llevar a una línea PRO. Esperemos que encuentre allí toda la transparencia en la gestión y honestidad que ella pregona y que, si ve algo, lo diga”, ironizó Eugenio “Nito” Artaza y remató con una pregunta: “¿Cuánto tardará Lilita en dividir al PRO?”.

En el radicalismo, no obstante, surgen algunas voces que apoyan el acuerdo con el PRO. El presidente de la fuerza, Ernesto Sanz, fue uno de los primeros radicales en respaldar. Hasta el 14 de marzo los radicales tienen tiempo para saldar sus diferencias, si es que la Convención Nacional no termina en una fractura del centenario partido.

Pero Alfonsín y Solanas no fueron los únicos críticos del frente. La diputada socialista y mano derecha de Hermes Binner Alicia Ciciliani también marcó sus diferencias: “El pasado vuelve. Un jefe de Gobierno local con aparato de publicidad arma un rejunte electoral”, disparó en Twitter poco después de conocerse la noticia.

El secretario general de Libres del Sur Humberto Tumini, también sumó críticas. “Hace rato que Carrió le viene mintiendo a su electorado, ya que para ser diputada, el 2013 se vistió de progre, pero hace tiempo que es de derecha.” También vía Twitter, Tumini recordó: “Ahora hace alianza con (Mauricio) Macri, a quién llamó ‘delincuente’ y su ‘límite moral’”. La diputada nacional Victoria Donda, del mismo partido, salió a marcar la cancha sin nombrar a los protagonistas del nuevo acuerdo. “Algunas cosas se van aclarando”, deslizó desde su cuenta en la misma red social, y añadió: “Nuestro candidato a presidente es Hermes Binner, nuestra interna para las PASO está en el Frente Amplio Unen”.

A poco de andar, el frente lanzado el 22 de abril en el Teatro Broadway tuvo sus primeros chispazos. Tras meses de desencuentros, Carrió pegó el portazo “a nivel personal” en noviembre, cuando decidió renunciar a la “mesa de presidenciables” del FA-Unen y mostrarse como “un puente” hacia el PRO. El futuro dependerá ahora de la UCR, que también está bajo presión. Su Convención, a realizarse en Gualeguaychú, marcará el fin del espacio tal como se lo conoce hasta hoy, o simplemente la posibilidad de dejar atrás a la chaqueña.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.