EL PAIS › FILTRARON FOTOS DEL PROCEDIMIENTO POLICIAL

Imágenes del expediente

Se produjo una nueva filtración en el caso Nisman. Se trató de las imágenes incorporadas al informe de la querella de Arroyo Salgado. La fiscal Fein resaltó que el informe de los peritos “es solo una opinión”.

 Por Irina Hauser

Cuatro de las imágenes que circularon ayer sobre el procedimiento policial en el departamento de Nisman.

Una nueva filtración de fotos signó ayer al caso Nisman. Esta vez no fueron imágenes de su celular, sino las del procedimiento judicial y policial que se hizo en su departamento al ser hallado sin vida, lo que incluye tomas del arma y el charco de sangre del baño donde estaba el cuerpo. Fueron exhibidas por los canales de televisión TN y C5N junto con tramos del informe que hicieron los tres peritos contratados en forma privada por Sandra Arroyo Salgado, con el que intenta imponer la teoría de que a Alberto Nisman lo mataron. Son copias de las originales en colores y en la mayoría se ve el sello de la Policía Federal, de la División Fotografía Policial. La fiscal Viviana Fein reaccionó: “No sé qué intención hay detrás de esto. Nunca vi una cosa así. Lo que sé es que Arroyo Salgado pidió que se preservara el contenido de su informe, pero es divulgado por todos lados”, dijo a este diario. Las fotos en cuestión, explicó, fueron utilizadas junto con copia de videos por los peritos de la querella para elaborar su hipótesis, están en poder de la propia fiscalía, de la querella y de la policía. Fein evalúa hacer una denuncia penal.

Ayer, cuando se enteró de que en televisión se estaban mostrando las fotos del operativo y hasta del baño y la cama de Nisman, la fiscal llamó al juzgado de Fabiana Palmaghini. Allí le dijeron que ellos no iban a denunciar, porque el material fotográfico no lo tienen ellos, sino la fiscalía. Fein afirmó a este diario que evaluará en los próximos días los pasos a seguir. “Por lo pronto, me parece poco ético lo que se está divulgando”, señaló. Fue justo el día después de que la fiscalía pusiera fecha para el 30 de marzo para que se reúna la junta médica, que tendrá que contestar 25 puntos y preguntas destinados a intentar saldar las discrepancias entre los peritos de la querella (Daniel Salcedo, Osvaldo Raffo y Julio Ravioli), inclinados por una teoría de homicidio, y los forenses y peritos oficiales, que hablan de la no intervención de terceros en la escena y destacan rasgos compatibles con un suicidio como el disparo a un centímetro, el recorrido ascendente de la bala, la presencia de ADN sólo de Nisman y el espasmo cadavérico.

Lo que Palmaghini sí denunció un día antes fue la aparición de siete fotos del celular de Nisman con mujeres publicadas en la web de Perfil. Ella le apuntó a la división Apoyo Tecnológico de la Policía Federal, que coordinaba el peritaje informático sobre el contenido de teléfonos, computadoras, GPS, Ipad y otros aparatos de Nisman, que fue interrumpido por un pedido de Arroyo Salgado después de que quedó a la vista que la netbook del fiscal tenía navegaciones por Internet el domingo 18 de enero a la mañana. Esa revelación iba en dirección de respaldar la data de la muerte que la autopsia señalaba ese mismo día al mediodía, pero podía contradecir la teoría de la querella de que Nisman murió el día anterior. También quedaba claro que habría material de la vida privada del fiscal, el argumento para que la jueza decidiera suspender el estudio y revisar por su cuenta todo el contenido y depurarlo antes de ser visto por los peritos. Palmaghini se encontró con las fotos –según dijo al ratificar su denuncia–, pero a partir de ese punto no logró desencriptar más nada.

En esa causa, interviene el juez Diego Slupski. La fiscal Paula Assaro tendrá que decidir si la impulsa y, además, si la circunscribe a la Policía Federal o amplía el espectro a otros actores del caso que participaron de los inicios del estudio pericial tecnológico: personal del juzgado, la fiscalía, los peritos de parte y dos agentes de la Policía Metropolitana, que quedó al frente de este estudio. La jueza pidió investigar la cadena de custodia.

Los informes televisivos de ayer mostraban las imágenes acompañadas de comentarios del reporte de los peritos de Arroyo. En base a ellos, se intercalaban comentarios del tipo de que la escena no se había preservado porque se podía ver a varias personas sin guantes. Las principales conclusiones de la querella, ya conocidas, dicen que el cuerpo fue movido, Nisman sufrió agonía, que en realidad murió el sábado 17 de enero y que no tenía espasmo cadavérico, todo muy distinto del informe del Cuerpo Médico Forense, que no señala nada que haga pensar en la intervención de terceros. Tras la catarata fotográfica, Fein se trenzó en una comunicación con Nelson Castro, a quien le aclaró que todo el material se preservó y que el informe presentado por estos peritos “es sólo una opinión” pero “no es un informe pericial”. La extraña difusión realizada ayer retomó el intento mediático de instalarlo como la única verdad posible.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.