EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER REAPARECIó EN UN ACTO PúBLICO LUEGO DE LA ELECCIóN DE MAURICIO MACRI

“El país no es una empresa”

La Presidenta sostuvo que un país no se podía medir “con criterios de balance”. Prometió velar en la defensa de las conquistas logradas durante estos años y aseguró que el peronismo no obstruirá al nuevo gobierno.

“Un país no es una empresa, porque el balance de un país se cierra con cuántos argentinos hay adentro y cuántos afuera”, dijo la presidenta Cristina Kirchner en su primer acto público luego de que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, fuese electo para sucederla en la Casa Rosada. “Un país no es una empresa, es una nación conformada por hombres y mujeres, con diversidad, con necesidades. No se puede medir con un criterio economicista o de balance, porque una empresa cierra su balance con pérdida o ganancia. El balance de un país se cierra con cuántos argentinos hay adentro y cuántos afuera. No es lo mismo un país que una empresa, que nadie se confunda”, advirtió en el Hospital Posadas, donde encabezó la inauguración de las obras de refacción de ese centro de salud.

En su discurso, la mandataria prometió velar, luego de dejar su cargo, por la defensa de las “conquistas logradas” durante los últimos doce años pero aseguró que el peronismo no obstruirá al nuevo gobierno en su ejercicio como sí hizo la oposición que ahora forma parte de Cambiemos durante los últimos ocho años. “Yo quiero decirle a los argentinos, a los que nos votaron y a los que no, que se queden tranquilos que nosotros no vamos a hacer las cosas que nos han hecho a nosotros. ¿Saben por qué? Porque este espacio político, plural y diverso, cuyo principal componente es el peronismo del que soy militante desde muy joven, ha sufrido persecuciones, negaciones y proscripciones como ningún otro partido político en la Argentina”, sostuvo.

“Es precisamente en nombre de esos dolores, de esas tragedias, que jamás se nos ocurriría hacer algo que dañara la gobernabilidad y la convivencia de los argentinos. Al contrario, vamos a velar por los derechos de los argentinos para que sean respetados y reconocidos. Vamos a colaborar. No vamos a dejar nunca un gobierno sin presupuesto como me ocurrió a mí en el 2010 –agregó CFK–. Es nuestra responsabilidad ante la historia y nuestras propias convicciones y sentimientos respetar la voluntad democrática, además de querer que le vaya bien a la Patria.” La noche anterior, luego de la primera reunión entre ambos de cara al traspaso de poder, Macri la había acusado de no querer colaborar con la transición.

La mandataria encabezó este acto en el Hospital Posadas, de la localidad de El Palomar, partido de Morón, para inaugurar obras de ampliación en ese centro de salud y, vía videoconferencia, en otros de Entre Ríos, Esteban Echeverría e Ituzaingó. Además, rindió homenaje a víctimas del terrorismo de Estado, formalizó la promulgación de la ley del actor y firmó la refinanciación de las deudas provinciales. Durante el discurso, también echó algo de luz sobre su futuro a partir del 10 de diciembre, que la encontrará, dijo, “defendiendo las conquistas logradas y recogiendo esta siembra de conciencia popular, nacional y democrática” que ha “hemos sembrado en todo el país” en estos años.

Rodeada por su gabinete, gobernadores y otras figuras del Frente para la Victoria, sostuvo que en los últimos doce años el kirchnerismo “ha empoderado al pueblo de sus derechos” que “la gente sabe cuáles son” y por eso no permitirán que se avance sobre ellos. “En la cabeza de todos y cada uno de ustedes están los derechos y son ustedes los que deberán defenderlos si alguien se atreve a arrebatárselos. Ahí estaremos junto a ustedes defendiendo las conquistas logradas”, arengó antes miles de militantes que fueron a verla sabiendo que es uno de sus últimos actos como Presidenta.

En ese sentido, destacó la universalización de las jubilaciones, la renacionalización de YPF y Aerolíneas Argentinas, la Asignación Universal por Hijo, la reducción del desempleo, la repatriación de casi mil científicos, la puesta en órbita dos satélites hechos con “trabajo argentino”, las políticas sobre la cultura y la educación y otras conquistas civiles como el matrimonio igualitario, la ley de identidad género y la ley de fertilización asistida en la Provincia de Buenos Aires.

Fernández de Kirchner también destacó que los comicios se llevaron a cabo “en absoluta paz, tranquilidad, normalidad y convivencia entre los 40 millones de argentinos” y señaló que aunque la diferencia entre ambos candidatos “fue muy escasa, muy chiquita” no hubo por parte del oficialismo denuncias de fraude ni se buscó entorpecer el proceso. “Qué hubiera pasado si el resultado hubiese sido al revés”, se preguntó, recordando que en Tucumán, cuando el candidato peronista a la gobernación, Juan Manzur, “ganó por 14 puntos de diferencia” y sin embargo desde Cambiemos “mantuvieron en vilo a un país y a una sociedad” denunciando irregularidades.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner encabezó un acto en el Hospital Posadas, en el partido de Morón.
Imagen: Joaquín Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.