EL PAíS › FUERTE LIQUIDACIóN DE DIVISAS DE EXPORTADORES, PARA DEPRIMIR AúN MáS EL DóLAR

Si compró a 3,25, mejor no lea esto

Las ventas de exportadores, con escasa intervención del Central, siguieron desinflando el dólar. En pizarra se ofreció al público en 3,11/3,12 pesos. En el mes de mayo se había llegado a vender a 3,25 en medio de la ola de rumores alarmistas.

El dólar volvió a ceder otro centavo, pero esta vez vendieron todos. El Central estuvo desde temprano proveyendo dólares en la plaza cambiaria y la intervención fue seguida por los operadores con detenimiento. En el mercado ya no apuestan sobre cuál será el piso. En medio de la baja, reaparecieron los exportadores de granos, quienes, a pesar de lockout del sector, siguen liquidando fuerte. Ayer, en tanto, se cerraron además las posiciones de mayo para el dólar a futuro, y el nivel en que cerró el spot (o físico) convirtió en millonarias las pérdidas de aquellos que apostaron a una disparada.

Mientras los especialistas se autoconvencían del nuevo piso del billete estadounidense, el Central sorprendió con una nueva baja. Si bien en el organismo no quieren reconocerlo, la intención sigue siendo abultar el rojo de los especuladores. Ayer se cerraba la posición de mayo en el mercado de futuros y las miradas estaban puestas en la cotización final a la que conduciría el Central a la divisa en la plaza mayorista. Lo llevó a 3,0975 pesos.

El número era esperado en el mercado a término. La cotización del último día del mes en el segmento mayorista (en este caso, por caer sábado, se pasó al primer día hábil del siguiente, ayer) es la que se toma en cuenta para el cierre final de la posición de ese plazo. De esta manera, los contratos de mayo dejaron una pérdida de más de diez centavos por dólar negociado. Se había llegado a pactar hasta un dólar a 3,2020 pesos para este mes. La cifra no es menor si se tiene en cuenta que el Central, como la principal –aunque no única– contraparte de los que querían comprar a futuro, negoció más de 600 millones. Según estimaciones preliminares del organismo, que anticipó el viernes PáginaI12, el BCRA obtuvo una ganancia de más de 70 millones de pesos en ese mercado.

El Central no estuvo sólo como oferente. La intervención oficial estuvo en los últimos días fuertemente acompañada por la liquidación de los exportadores de granos. Durante la semana pasada, ingresaron al mercado 593 millones de dólares, un 46,4 por ciento más que en los cinco días hábiles previos, según informó la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales. Así, a pesar de sumar casi tres meses de lockout patronal, el campo lleva liquidados 9320 millones, un 48 por ciento por encima de lo registrado en igual lapso de 2007 y más de la mitad del total ingresado en ese año, en que no se verificó ninguna medida de fuerza que haya impedido la exportación de granos.

Con esas olas de divisas entrando diariamente al mercado, a la autoridad monetaria se le hace fácil su tarea, al punto de ir dejando en manos de éstos la oferta. Al público la divisa replicó el comportamiento de la plaza mayorista. En agencias de cambio y bancos se ofreció un centavo menos que la víspera: a 3,12 pesos para la venta y 3,09 la compra. Lejos quedaron, entonces, las apuestas de los que compraron a mediados de mayo a 3,22 en el “chiquitaje” y hasta 3,28 en el circuito informal.

La salida de pesos del sistema financiero contó además con un condimento adicional que logró controlarla. La absorción de pesos impuso un nuevo nivel de tasas de interés que volvió a hacer atractiva la colocación a plazos, que ofrecen un mejor rendimiento que un “dólar planchado”. De esta manera, los ahorristas que enfrentan por estos días vencimientos de plazos fijos encuentran que los bancos les ofrecen tasas hasta tres puntos más altas para renovar sus colocaciones. El relevamiento oficial muestra una tasa promedio de 12,54 por ciento anual para 30 días, y a 60 o más, 14,73 anual.


Mercado manso y tranquilo

El mercado volvió a reflejar el malestar que provoca la prolongación del conflicto del campo y operó con muy escasos negocios. En una jornada que poco sirve de parámetro para evaluar la rentabilidad de los papeles que operan en la plaza bursátil, el Merval arrancó la semana con una baja marginal de 0,35 por ciento hasta los 2197 puntos. El giro financiero llegó apenas a 48 millones de pesos. En bonos, el monto de los negocios resultó algo más movido, con 941 millones de pesos. No obstante, en materia de precios, los papeles dejaron un balance negativo. El Discount en pesos, que a lo largo de mayo dejó una ganancia de 6 por ciento, cerró ayer con un retroceso de 0,19, mientras que el Par cedió 0,45. El cupón PIB trepó 1,16 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

En casas de cambio se pedía 3,11/3,12 por dólar. Uno a dos centavos menos que el viernes.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice
  • LOS EMPRESARIOS DEL AGRO VOLVERáN A COMERCIALIZAR HACIENDA A PARTIR DE HOY
    Para los ruralistas los granos tendrán que esperar
    Por Fernando Krakowiak
  • CRISTINA KIRCHNER SE REUNIó CON LULA EN ROMA Y HOY PARTICIPARá EN LA CONFERENCIA DE LA FAO
    Una entradita antes de hablar de alimentos
    Por Daniel Miguez
  • LA JUSTICIA CONTRAVENCIONAL PORTEñA JUZGARá A OSCAR KUPERMAN
    Los palos en el banquillo
    Por Adriana Meyer
  • EN NEUQUéN COMIENZA EL PROCESO POR EL CRIMEN DEL MAESTRO
    El primer juicio por Fuentealba
    Por Elio Brat

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.