EL PAíS › LA OPOSICIóN APUNTA A UNA SESIóN ESPECIAL

Contra el nuevo DNU

 Por Miguel Jorquera

El conglomerado opositor buscará mañana en una sesión especial tratar un proyecto de ley para declarar la nulidad del nuevo decreto de necesidad y urgencia 298 con que el Gobierno reemplazó el frustrado Fondo del Bicentenario para pagar deuda externa con reservas del Banco Central. Los ocho proyectos opositores se discutirán hoy en la Comisión de Asuntos Constitucionales que preside la peronista disidente Graciela Camaño. Pero para dilatar su tratamiento, el presidente de la Cámara, el kirchnerista Eduardo Fellner, también giró los proyectos a la Comisión de Presupuesto. Por las dudas, el bloque K prepara su tropa para bajar al recinto y no permitir que la oposición alcance los dos tercios necesarios de los legisladores presentes, si los diputados opositores insisten en tratarlo sin los dictámenes de ambas comisiones. En tanto, el sector de centroizquierda que encabeza Fernando “Pino” Solanas definirá hoy si acompaña la movida opositora.

Las estrategias parlamentarias de oficialistas y opositores en la Cámara de Diputados se parecen cada vez más a una partida de ajedrez. En apenas dos días, unos y otros tuvieron que cambiar varias veces de planes y tácticas. Primero, el anuncio presidencial de anular el DNU 2010 y desdoblarlo en un decreto simple y en un nuevo DNU sorprendió a la oposición, que tenía prevista una sesión especial para hoy en la que esperaba rechazar el Fondo del Bicentenario.

Después de pulir algunas diferencias, el conglomerado opositor volvió a la carga para solicitar una sesión especial para mañana en la que buscará declarar la nulidad del DNU 298, cuyo dictamen se lograría en la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales convocada para hoy a las 11. Sin embargo, en el pedido de sesión especial los opositores no lograron unificar sus propuestas: allí figuran cinco proyectos distintos con el mismo objetivo –de la CC, UCR, PRO, GEN y PS–, al que después se sumaron otros tres. Fellner decidió girar los proyectos a dos comisiones: Asuntos Constitucionales y Presupuesto, con lo que se dilatará el trámite parlamentario, dado que hay que esperar que los dictámenes de ambas comisiones lleguen al recinto. A pesar del traspié, los opositores propusieron seguir adelante con su estrategia.

Ayer también hubo una reunión del bloque oficialista en el despacho de Agustín Rossi para analizar la situación. Ahí se decidió que había que alistar la tropa propia para bajar al recinto si la oposición alcanzaba quórum para sesionar y evitar que logren los dos tercios de los presentes. En ese caso los bloques opositores podrían intentar tratar los proyectos sobre tablas, sin necesidad de los dictámenes correspondientes.

Pero el conglomerado opositor no había podido sumar hasta ayer por la noche los votos del sector de centroizquierda que integran Proyecto Sur, SI y Libres del Sur. Este interbloque de once diputados había insistido en que también se incorporara a la sesión especial la formación de una comisión investigadora sobre la deuda externa para plegarse a la estrategia del resto de la oposición. Sin este proyecto en el temario, el interbloque hará pública su posición en una conferencia de prensa convocada para las 16. Sin estos diputados de centroizquierda, la oposición contaría con 131 legisladores, apenas dos más de los necesarios para alcanzar el quórum para sesionar. Por lo que deberá garantizar la asistencia perfecta si no quieren sufrir otro traspié legislativo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.