EL PAIS

A los tiros

 Por Horacio Verbitsky

El alcaide mayor Casal se retractó de las afirmaciones ofensivas contra la Comisión Provincial por la Memoria, copresidida por Adolfo Pérez Esquivel y Hugo Cañón, mediante el simple recurso de desmentir a la fuente. El 7 de febrero, el diario Clarín, con acceso franco a su despacho, había atribuido al ministro expresiones despectivas hacia el autor de esta nota y hacia la Comisión, porque “le damos 10 millones por año y encima nos pega”. Este diario las reprodujo al día siguiente. La Comisión declaró que Casal “ha tratado de confundir a la opinión pública con sus dichos falaces”. Agregó que esas declaraciones “muestran su propia ideología, su concepción del poder y la pretensión de manejar los fondos públicos como si fueran propios. El ministro Casal cree que si una institución tiene asignados fondos públicos debe disciplinar su comportamiento a los deseos del gobierno. La obsecuencia y la sumisión parece ser la regla vertical que rige su gestión. Malversando fondos podrá comprar otros silencios”. Según la Comisión, la “colérica reacción del ministro se da porque no acepta que una institución representativa y plural sea tan intransigente en la lucha por la vigencia de los derechos humanos de todos y todas, que la CPM haya denunciado los pactos con la corporación uniformada, y que haya demostrado que la demagogia punitiva y la autonomía policial no sólo son contrarias al estado de derecho sino un fracaso respecto a la seguridad de los vecinos de la provincia, mientras ocultan la vigencia de nichos de corrupción y redes delictivas donde participan policías, hasta reclutando menores para delinquir”. Además, pidió a Scioli que solicitara la retractación de Casal de sus “procaces manifestaciones publicadas. La CPM merece ese mínimo acto reparador ante la afrenta ocasionada a nuestra institución y sus miembros”. Casal remitió una nota a la Comisión, en la cual afirma que “jamás me he expresado en el sentido que reflejan la notas publicadas por los diarios Clarín y Página/12 los días 7 y 8 de febrero respectivamente, por lo que desmiento en forma categórica el contenido de las mismas en todo cuanto pretenden reflejar manifestaciones o dichos de quien suscribe”. Luego declaró su respeto por la Comisión, que decidió exhortar a Casal a dar publicidad a esa carta en la que dice que no dijo lo que dicen que dijo. Pero hasta ahora no hubo respuesta. La nota de disculpas fue llevada a la sede de la Comisión por un funcionario vestido de civil. Dijo que debía entregarla en mano. Mientras la empleada que lo atendió le explicaba que los copresidentes no estaban sonaron fuertes disparos, que alarmaron a quienes esperaban en la recepción, salvo al comisionado de Casal. Con toda tranquilidad sacó su teléfono del bolsillo y contestó el llamado. Los disparos eran el ringtone de su teléfono.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared