SOCIEDAD › ESTUDIANTES SECUNDARIOS PROPONEN REGLAMENTAR LAS BECAS EN LA CIUDAD

Tomas, marchas y un proyecto

El proyecto de ley fue consensuado entre alumnos de distintas escuelas. Fija valores para las becas, los requisitos para solicitarla y regula el procedimiento para la entrega.

Tras las tomas de escuelas y marchas por el recorte de las becas, y lograr que el gobierno porteño diera marcha atrás al achique en la cantidad de beneficiarios que había dado pie al conflicto, estudiantes secundarios presentaron ayer un proyecto de ley en la Legislatura para reglamentar las ayudas escolares. Una veintena de jóvenes acompañó ayer en la comisión de Educación la presentación de la propuesta. El proyecto crea el “Régimen de Becas Estudiantes” para alumnos secundarios, cuyo objetivo es “garantizar el acceso, permanencia, reingreso y egreso de estudiantes” de bajos recursos y “su derecho a la educación”. La iniciativa se suma a otras cuatro que ya están siendo discutidas en la Legislatura.

“Más allá de la movilización y la toma de escuelas, que no están mal, buscamos aportar a la lucha por las becas a través de un proyecto que sea una alternativa a las propuestas que ahora están en discusión, en especial a la del macrismo”, explicó a PáginaI12 Felipe Vega (16), uno de los autores de la iniciativa y delegado del centro de estudiantes del Mariano Acosta, de Almagro. La propuesta fija un monto equivalente al salario mínimo. Contempla, además, un “plus” de un 20 por ciento para los chicos que estudian en establecimientos de educación técnica o artística.

Según el artículo 7, podrán acceder a la ayuda económica alumnos que estén bajo la línea de pobreza, padres o madres, embarazadas, institucionalizados y judicializados. Además, aquellos que vivan en la calle o en “hogares precarios o transitorios”, convivan con un familiar con discapacidad, o cuyos padres tengan un ingreso menor a dos salarios mínimos.

De la elaboración del proyecto participaron, además de alumnos del Mariano Acosta, chicos de otros diez establecimientos: Liceo 9, Fernando Fader, Lenguas Vivas, Mariano Moreno, Claudia Falcone, Escuela de Cerámica, Otto Krause, Normal 4, Escuela Técnica Raggio y la Escuela Media Nº 19. Fue respaldada por estudiantes del Carlos Pellegrini y el colegio Ecos.

Los diputados Gonzalo Ruanova (Diálogo por Buenos Aires) y Verónica Gómez (Partido Socialista) firmaron la iniciativa para que obtuviera estado parlamentario y pudiera ser tratada en la comisión de Educación. Allí, los bloques de la oposición cuentan con siete diputados, mientras que el macrismo tiene seis.

Por lo pronto, en la Legislatura hay otras cuatro propuestas para reglamentar las becas. Fueron presentadas por los legisladores Diego Kravetz (Frente para la Victoria), Oscar Moscariello (PRO), Enrique Olivera (Coalición Cívica) y Patricia Walsh (Movimiento de los Trabajadores Socialistas).

En los distintos bloques señalan que se buscará consensuar una propuesta única para tratar antes de fin de año un proyecto en el recinto. El punto de conflicto entre los legisladores del PRO y de la oposición gira en torno del criterio para seleccionar a los beneficiarios. Para la oposición deben recibirla todos aquellos que vivan en familias que tengan un ingreso mensual por debajo de 2400 pesos. En el PRO no hablan de cifras sino de vulnerabilidad social, lo que hace arbitrario el criterio.

Las iniciativas de Walsh y de los estudiantes coinciden en establecer que el Ministerio de Educación no podrá delegar o firmar convenios con ONG para monitorear, evaluar o fiscalizar las becas. Durante una presentación de Mariano Narodowski en la comisión de Educación (el pasado 9 de septiembre), legisladores de oposición le habían cuestionado al ministro la participación de la Fundación Cimientos en el otorgamiento de becas.

El proyecto de los alumnos propone que el pago del beneficio se llevará a cabo en tres cuotas: la primera (50% de la asignación) antes de la finalización del tercer mes del ciclo lectivo, mientras la segunda (25%) en agosto y la última (25%) en octubre. “Es fundamental que las becas sean entregadas al comienzo del ciclo de las clases, ya que si llegan en septiembre, como ocurre ahora, son inútiles, porque a esta altura del año ya nos encontramos con chicos que abandonan la escuela”, remarcó Vega. Sara Castañeda (16), coordinadora del centro de estudiantes de la Escuela Nº 19 de Pompeya, advirtió ante este diario que “sin becas, muchos pibes de las escuelas del sur (de la Ciudad de Buenos Aires) abandonan porque no tienen con qué pagar los apuntes y comienzan a trabajar, si tienen suerte”.

Por su parte, la diputada Gómez sostuvo que “es necesario que antes de fin de año sea aprobada la iniciativa para que no se repitan los recortes de este año”. Su par Ruanova afirmó que “frente a la imposibilidad que mostró el ministro Narodowski en explicar cuál fue el criterio utilizado para el recorte en la distribución de las becas a miles de alumnos, es importante remarcar que el Estado debe establecer parámetros claros de asignación”.

Informe: Esteban Vera.

Compartir: 

Twitter
 

Una veintena de jóvenes acompañó en la Comisión de Educación la presentación de la propuesta.
Imagen: Daniel Vides
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.