SOCIEDAD › LO ALLANARON EN FLORENCIO VARELA Y CONTENIA CIENTOS DE PIEZAS DE AUTOMOVILES

Un local del PRO resultó desarmadero

El lugar lo maneja el puntero Marcelo Pérez, casado con Romina Bichara, candidata a concejal en el partido de De Narváez. La policía hizo en total siete redadas en tres cuadras para encontrar un megadesarmadero.

 Por Carlos Rodríguez

La investigación sobre la existencia de un desarmadero clandestino en Florencio Varela tuvo su momento culminante el viernes, con la realización de siete allanamientos, uno de ellos en un local de la alianza Unión-PRO, que encabezan Francisco De Narváez y Mauricio Macri. El dueño del local, y de la vivienda aledaña, que también fue allanada, es Marcelo Alberto Pérez, puntero político casado con Romina Samantha Bichara, cuarta candidata a concejal por Unión Celeste y Blanca, el partido de De Narváez, según confirmaron fuentes judiciales. La información asegura que en galpones y predios ubicados en tres manzanas situadas entre el 300 y el 500 de la avenida Monteverde, en el límite geográfico entre Varela y San Francisco Solano, se encontraron unas 14 mil puertas de autos, seis mil capots, tres mil paragolpes y 68 motores sin identificación. El caso es investigado por el juez federal de Quilmes Luis Armella, quien ordenó clausurar todos los sitios allanados. Ayer por la noche seguía el recuento de las autopartes encontradas. “Todas ellas tienen origen dudoso, ya que ninguna cuenta con los comprobantes que certifiquen que se trata de mercadería legal”, confió una fuente policial consultada por Página/12.

El caso comenzó a partir de una denuncia anónima presentada ante la Dirección Nacional de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes, a cargo de Juan Sassano, que depende del Ministerio de Justicia de la Nación. El juez Armella ordenó el viernes la realización de varios allanamientos. En uno de ellos se comprobó que se trataba de un local partidario de la alianza Unión-PRO. En la fachada de la sede, en Monteverde 458, se puede leer una consigna política que dice: “Marcelo González conducción”. El nombrado es propietario del lugar y de la vivienda familiar aledaña. Una fuente allegada a la investigación sostuvo que el mismo local ha sufrido, en los últimos años, “al menos dos operativos similares”. Una versión dijo que Pérez fue detenido, pero las fuentes le aclararon a este diario que el juez Armella “ordenó el recuento de autopartes, que esta noche (por ayer) prosigue, pero todavía no se han dispuesto detenciones”.

Los allanamientos se hicieron en la mañana del viernes. En el caso intervino la Dirección de Prevención Federal de la Policía Federal, que por lo general se ocupa de controlar delitos ambientales. Los lugares requisados por la policía fueron galpones y predios que se apiñan sobre la avenida Monteverde, entre el 300 y el 500, incluyendo el local de Unión-PRO y la casa en la que viven Marcelo Pérez y su mujer. Los procedimientos fueron conducidos por el doctor Sassano. En el primer piso del local partidario se encontraron autopartes y en la vivienda de Pérez, una escopeta que fue incautada por la policía.

“Lo que nosotros confirmamos es que el local está identificado con Unión-PRO, aunque también sabemos que algunos dirigentes de la alianza llamaron para desmentir cualquier vinculación con los hechos”, explicó a este diario una fuente policial. Lo cierto es que Marcelo Pérez es puntero político del partido de De Narváez y que su esposa, Romina Samantha Bichiaro, es cuarta candidata a concejal por Unión Celeste y Blanca, el partido de De Narváez, para las elecciones del 28 de junio, según puede constatarse en la página web de la organización política.

En la investigación se habría constatado, en principio, que debe aplicarse la ley 25.761, que reprime el funcionamiento de desarmaderos y el comercio ilegal de autopartes. “Todas las piezas encontradas carecen de los stickers con código de barra, tal como establecen las normas legales vigentes desde hace más de cinco años”, comentó a este diario una fuente policial. También se habrían comprobado contravenciones a la Ley 24.051, sobre contaminación ambiental. “Todo parece indicar que no hay tratamiento para los líquidos que se desprenden de los autos acumulados en los predios, de los radiadores, de los tanques de combustible. Todos esos desechos fueron volcados sobre los terrenos, sin tomar en cuenta que se trata de un lugar poblado, con muchas casas aledañas que son víctimas directas de lo que se ha estado haciendo”, precisó la fuente.

Los galpones y locales quedaron clausurados y con consigna policial en los accesos. Hubo un nuevo operativo ayer al mediodía, en un galpón ubicado en Pizzurno y Quiroga. Allí fue donde aparecieron las 14.000 puertas de autos. También hallaron parabrisas, tapas de cilindros, cristales de puertas, espejos, tanques de combustibles, motos semidesarmadas, amortiguadores, campanas de freno, columnas de dirección e instrumental. Se dijo que todos los lugares pertenecen o son alquilados por Marcelo Alberto Pérez, de 40 años, a quien se señaló como dirigente de Unión-PRO en la zona. Los allanamientos del viernes comenzaron a las 11.30 y esa vez se encontraron unos 60 vehículos desmantelados, restos de otros 3000, patentes de coches con pedido de captura y 70 llaves.

Anoche no se descartaba la posibilidad de que el juez Armella disponga nuevos allanamientos en los próximos días.

Compartir: 

Twitter
 

El local con los nombres de Pérez, De Narváez, Macri y Bichara. Al lado está la vivienda de los implicados.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.