SOCIEDAD › LA JUSTICIA PORTEÑA ORDENO REABRIR EL ESPACIO QUE HABIA SIDO CERRADO PARA CONSTRUIR EL CENTRO CIVICO

El Borda recupera un taller protegido

El fallo hizo lugar a una demanda de los trabajadores. El Taller Protegido Nº 19 está cerrado desde mediados de 2012, cuando el gobierno porteño intentó iniciar las obras del Centro Cívico, también paradas por otros recursos judiciales.

La Justicia porteña ordenó abrir, de forma urgente, los talleres protegidos del Hospital Borda, cerrados por el gobierno porteño para comenzar a construir el Centro Cívico, una obra que fue frenada en dos instancias judiciales. “Esos talleres son un dispositivo, parte de un programa de salud mental, para fortalecer el vínculo y el trabajo productivo. Los pacientes recuperan sus capacidades remanentes y adquieren nuevas. Fabrican camas, sillas, roperos y trabajan carpinteros, que son operadores en salud de mental”, explicó a Página/12 Marcelo Frondizi, secretario general de la Junta Interna de Talleres Protegidos, de ATE Capital. Por su parte, el defensor adjunto de la Ciudad, Roberto Gallardo, quien patrocinó la reapertura de los talleres, afirmó: “Según una carta firmada por más de 20 profesionales de la salud, el cierre de estos talleres representa un daño gravísimo para los pacientes del hospital que participan en ellos”.

A mediados del año pasado, recordó Frondizi, el gobierno porteño ordenó el cierre de los pabellones donde funciona el Taller Protegido Nº 19, para comenzar con las obras del proyecto conocido como Centro Cívico, que implica la construcción de un centro administrativo para el funcionamiento de distintos ministerios. La resolución firmada el miércoles pasado y difundida ayer fue emitida por la jueza en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad Elena Liberatori. Es una “medida cautelar autosatisfactoria” que ordena al gobierno porteño que “en forma urgente proceda a la reapertura” de ese taller.

“Que la medida sea autosatisfactoria implica que no hay otra cuestión de fondo que resolver, como pasa con las medidas cautelares en general. Esta presentación era exclusivamente para pedir que reabran los talleres y fue lo que se consiguió”, detalló Gallardo. La suerte del proyecto arquitectónico del macrismo ya tiene en contra un fallo de segunda instancia, que fue “una ratificación de la medida cautelar para que no avance la obra del Centro Cívico, todavía no está la resolución final del tema”, sostuvo Gallardo. Y agregó: “Esperamos que la sentencia de fondo vaya en la misma línea”.

El viernes 28 de diciembre la Cámara en lo Contencioso Administrativo ordenó desestimar el proyecto en el predio del hospital psiquiátrico porque no fueron realizados los estudios de impacto ambiental para establecer posibles daños en los pacientes y en una escuela cercana al hospital, además de indicar que en el lugar se encontraron yacimientos arqueológicos urbanos a preservar.

Los talleres protegidos, comentó Frondizi, son intrahospitalarios y están destinados a pacientes que no pueden todavía asistir a los talleres que se dan fuera del Hospital Borda, por el estado de su padecimiento mental.

“Se fabrican camas, sillas, roperos, muebles de oficina. Y los pacientes conviven con otros profesionales, auxiliares en dar rehabilitación que tienen un oficio, como la carpintería o herrería. Esos muebles se distribuyen, a pedido, en los 33 hospitales de la Ciudad”, agregó Frondizi, secretario adjunto de la CTA liderada por Hugo Yasky. “Es un paso importante en la defensa del sujeto principal que son los pacientes”, agregó el dirigente, quien aclaró que los talleres, dentro y fuera del hospital, forman parte de un programa en salud mental que es autónomo.

Por su parte, el defensor Gallardo destacó que el trabajo en los talleres es fundamental en “la recuperación de quienes viven en el Borda y en el proceso de resocialización”. Y agregó: “Queremos que a la hora de decidir qué hacer en ese predio se privilegien la vida y la salud de las personas que viven en el Borda sobre los negocios inmobiliarios que se proponen realizar desde el gobierno porteño”.

Compartir: 

Twitter
 

En el Taller Protegido Nº 19, los internos fabrican camas, sillas y roperos para hospitales.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.