SOCIEDAD › ESTA VEZ FUE EL PERSONAL JERARQUICO QUE DEJO SIN SERVICIO A TRES LINEAS

Un extraño paro ferroviario

La medida de fuerza se llevó a cabo entre 4.30 y 8.30. El Gobierno la calificó de “salvaje, irracional e incomprensible” y la vinculó con los videos de maquinistas en infracción y las nuevas medidas de control.

Las líneas de ferrocarriles Belgrano Norte, Mitre y Sarmiento amanecieron ayer sin actividad por un paro sorpresivo que personal jerárquico decretó a las 4.30 de la madrugada. Durante las primeras horas, mientras las personas varadas en el oeste del Gran Buenos Aires intentaban trasladarse en colectivos y minibuses que no daban abasto, el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, dijo que se trataba de una medida “salvaje, irracional e incomprensible” llevada adelante por “señores que cobran 20.000 pesos de bolsillo (y) les están jodiendo la vida a miles y miles de pasajeros”. A las 8.30, la Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles Argentinos (Apdfa) dio por finalizado el paro, aunque la frecuencia de trenes tardó en normalizarse. Por su parte, La Fraternidad aclaró que no tenía vinculación con la medida y reiteró sus críticas a Randazzo, por dar a conocer videos de las cabinas con conductores durmiendo o cometiendo otras faltas, por usarlos “para el relato”.

El paro de Apdfa comenzó a las 4.30. Horas antes, la entidad había emitido un comunicado en el que advertía sobre la posibilidad de “realizar paros sorpresivos simplemente porque estamos hartos”. En el corazón del malestar, aducían que habían pasado “dos meses del vencimiento de la conciliación obligatoria” sin que los funcionarios convocaran a las empresas ni las empresas atendieran los reclamos. Por ello, explicaba el comunicado, los paros sorpresivos eran “el único camino” para “superar la discriminación y exclusión” de los trabajadores nucleados en Apdfa.

Al inicio de la hora pico de comienzo del día, la medida de fuerza complicó el transporte desde el oeste del Gran Buenos Aires. El ministro Florencio Randazzo relacionó el paro sorpresivo con los anuncios que hizo el miércoles, cuando mostró videos de trabajadores ferroviarios infringiendo las normas y hasta durmiendo mientras conducían formaciones. “Mostramos algunos videos con la actitud irresponsable de algunos motormen, y hoy nos levantamos con un paro sorpresivo entre gallos y medianoche, de un grupo de no más de 150 personas. Recibieron el aumento salarial, ganan 20.000 pesos de bolsillo. Es una vergüenza lo que están haciendo”, dijo el ministro.

Poco después insistió: “No somos estúpidos. Ayer dijimos que tenemos un problema de infraestructura real, que lo estamos solucionando y hoy hay un paro. Es estar en complicidad con quienes rechazan las cámaras en los trenes”. El ministro dijo que estaba “indignado” con la medida, porque “les están jodiendo la vida a miles y miles de pasajeros, señores que cobran 20.000 pesos de sueldo por mes de bolsillo”. “Podemos poner los trenes nuevos, las vías nuevas, el mejor señalamiento del mundo, pero si llevamos a un chanta de éstos dormido, estamos listos, eh”, agregó.

Precisamente ayer se publicó en el Boletín Oficial la Resolución Nº 759/2013, que dispone los controles anunciados el miércoles, válidos para “todas las personas con responsabilidades en la seguridad operativa” de las formaciones.

La medida de fuerza fue levantada a las 8.30, aunque los dirigentes de Apdfa habían asegurado que se extendería hasta el mediodía. Poco antes, habían comenzado a circular las líneas Belgrano Norte y Mitre, y una hora después la Sarmiento, principal afectada por el paro sorpresivo. “Nosotros somos personal de supervisión de tráfico y, desde hace más de 18 años, desde que se privatizaron los ferrocarriles, venimos padeciendo una serie de medidas que no nos tenían en cuenta, no teníamos convenio colectivo. Recién hace dos años firmamos uno y todavía no está homologado, está trabado en el Ministerio de Trabajo”, dijo José Luis Moyano, delegado de Apdfa. El dirigente señaló que el conflicto era “un simple problema de una firma” y sostuvo que su gremio está “en un ciento por ciento de acuerdo” con la política llevada adelante por el gobierno nacional en materia ferroviaria. Moyano explicó que la medida se había levantado porque “lo que queríamos, lo conseguimos”. Fuentes de la Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento (Ugoms) aseguraron a este diario que no hubo reunión entre directivos y trabajadores en conflicto.

Por otra parte, el diputado y dirigente sindical Facundo Moyano retomó la polémica sobre los videos de los motormen dados a conocer el miércoles, al decir que “no se puede defender a un laburante que se queda dormido”.

Compartir: 

Twitter
 

El conflicto afectó en las primeras horas de ayer a los servicios del Mitre, el Sarmiento y el Belgrano Norte.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.