SOCIEDAD › ACUERDO PROVISORIO ENTRE LOS METRODELEGADOS, METROVíAS Y SBASE

La B no es un lecho de Rosas

Al menos durante quince días, la línea B de subte llegará hasta su nueva terminal de Villa Urquiza. El acuerdo se logró en la octava reunión de conciliación. Los trabajadores reclaman más trenes y personal para garantizar un buen servicio.

Desde mañana y al menos durante quince días, la línea B de subtes tendrá servicio en todas las estaciones, incluidas Echeverría y Juan Manuel de Rosas. Así quedó estipulado en el acuerdo provisorio que ayer por la tarde firmaron autoridades de Metrovías, Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase) y representantes de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP). El acta establece un “esquema provisorio” de trabajo, en el cual las parejas de conductor y guarda deben cumplir con cuatro vueltas y media por turno de seis horas. Los motivos por los cuales el esquema de consenso es “provisorio”, sin embargo, difieren según los expliquen las empresas o los trabajadores, aunque todas las partes coinciden en que dentro de 15 días podría haber novedades.

Más temprano en la tarde, la vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, había asegurado que las estaciones cuestionadas por los trabajadores estaban “en condiciones”. “No hay excusa para no operar el servicio”, agregó, y recordó que “la Justicia ha fallado dos veces a favor de la Ciudad diciendo que las estaciones están en condiciones”.

El acuerdo provisorio quedó cerrado alrededor de las 16, en la octava reunión entre representantes de la empresa y metrodelegados realizada en la sede de la Subsecretaría de Trabajo porteña, cuyo titular, Ezequiel Sabor, presenció la firma del acta. En un comunicado, Metrovías informó que el acuerdo estableció “un esquema provisorio por 15 días, por el cual el personal de tráfico dará cuatro vueltas y media en su recorrido”. El esquema, agrega el comunicado, “implica realizar una compleja operatoria de trabajo, por lo que se requerirá la plena colaboración y disponibilidad de todos los guardas y conductores (...) a fin de no afectar la calidad de viaje de los pasajeros”. El recorrido completo entre las estaciones Juan Manuel de Rosas y Alem se cumplirá desde el primer servicio del jueves, a las 5 de la mañana.

En diálogo con este diario, las partes involucradas explicaron de maneras diferentes los motivos para que el acuerdo sea provisorio. Juan Pablo Piccardo, titular de Sbase, dijo a Página/12 que “es transitorio porque llegamos a una situación intermedia entre lo que querían los metrodelegados y lo que queríamos nosotros, respecto de las horas de trabajo”. “Vamos a evaluar si se cumplen los tiempos de vuelta, es importante porque determinan la frecuencia y calidad del servicio.”

Por su parte, voceros de Metrovías señalaron que el acuerdo “es provisorio porque hay que ver si es factible mantenerlo en el tiempo”. “Cuando cada pareja termine de dar cuatro vueltas y media, el cambio de personal de tráfico no se va a hacer en la cabecera, sino en Lacroze. Eso demanda operatoria más compleja”, y también que los trabajadores “estén ahí al pie del cañón, y no en la sala de descanso, para hacer el cambio, porque finalmente los segundos de demora terminan alterando la frecuencia”.

En cambio, Néstor Segovia, secretario adjunto de la AGTSyP, explicó que la precariedad del acuerdo obedece a condiciones puntuales: “Nosotros decimos que tienen que tomar más gente, poner más formaciones y poner el sistema de comunicación tierra-tren”. “Vamos a llegar hasta Rosas, pero van a tener que ir afinando lo que pasa con la falta de personal y los trenes”, agregó el metrodelegado. De acuerdo con Segovia, con la incorporación de las dos nuevas estaciones, la línea debería sumar “unas 60 personas, para que puedan operar en parejas en las formaciones, tener flota de limpieza de andenes y personal en boleterías” y al menos una formación para que la frecuencia no se vea resentida. “Quieren que transportemos 500 mil personas más por día en los mismos trenes que ahora. Hay estaciones en donde la gente no va a llegar a subir. Como trabajadores, hicimos un esfuerzo para poder destrabar la negociación, pero estamos ante un semáforo anaranjado”, dijo. Sin embargo, fuentes de Metrovías negaron que ésas fueran las condiciones del acuerdo, porque “no figuran en el acta”.

Compartir: 

Twitter
 

La estación Juan Manuel de Rosas, inaugurada el 26 de julio, volverá a abrir mañana.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.