SOCIEDAD › EL ORIGEN DE LA RURAL SA

Una empresa cuestionada

La Rural SA es la compañía que tiene a su cargo la explotación comercial del Predio Ferial de Palermo, con entrada por plaza Italia y frente al Zoo de Buenos Aires, sobre la avenida Sarmiento. Lugar emblemático de Buenos Aires, este predio con 130 años de historia quedó envuelto en un escándalo político y financiero cuando, en 1992, el gobierno de Carlos Menem decidió cederle la posesión del mismo a la Sociedad Rural Argentina, que lo venía ocupando desde un siglo atrás. La muy baja tasación del terreno, además de la inhibición para ceder un terreno incluido en el perímetro del Parque Tres de Febrero, convirtieron aquella cesión en una controversia legal que aún aguarda sentencia definitiva en la Justicia.

En su última designación de autoridades, a mediados de 2013, el Directorio de La Rural SA quedó encabezado por Marcelo Fígoli, en calidad de presidente, secundado por Nicolás Pino, vicepresidente; Gastón Lernoud y Abel Guerrieri, directores titulares, y Diego Finkelstein y Daniel Elsztain como suplentes. El capital accionario de la empresa está repartido entre dos socios: Sociedad Rural Argentina y Entertainment Holding SA, esta última a su vez integrada en partes iguales por Fénix Entertainment Group –empresa dedicada a la organización de espectáculos y eventos– y Alto Palermo SA (APSA).

Las doce hectáreas que constituyen su activo principal habían sido cedidas en forma directa por el Estado a la SRA en 1992 por un valor de 30 millones de dólares, pese a que tasadores oficiales de la Corte Suprema aseguran que no podía valer menos de 132 millones de la misma moneda. Tanto el procedimiento de su transferencia como su costo merecieron objeciones que derivaron en una causa penal en la que quedaron denunciados el entonces presidente de la Nación y su ministro de Economía, Carlos Menem y Domingo Cavallo, así como las autoridades de la Sociedad Rural.

Vale recordar que aquella suma de 30 millones tampoco se pagó al contado, sino que se acordó la transferencia a cambio de 10 millones de dólares y la documentación de una deuda de 20 millones a pagar en diez cuotas anuales de dos millones, que luego se extendió a 25 años.

Los fundamentos para soslayar la licitación y el pago al contado y recurrir a una venta directa a bajo precio, con largo financiamiento y mínima tasa, fueron el carácter de entidad civil sin fines de lucro de la Sociedad Rural y el compromiso que asumió de limitar el uso del predio al funcionamiento de un Centro Internacional de Exposiciones y Congresos. Pero el mismo día se constituyó La Rural de Palermo Sociedad Anónima, una empresa con fines de lucro, para explotar el predio.

La ingeniería política y financiera de esta operación fue aportada por el escribano y banquero Raúl Juan Pedro Moneta, que años después le cedió su participación a Ogden Corporation, una empresa estadounidense que explotaba casinos, aeropuertos y hoteles. Poco tiempo después, Ogden se presentó en convocatoria de acreedores. Para reemplazarlos en La Rural de Palermo SA, la Sociedad Rural resolvió asociarse con Alejandro Shaw y Francisco de Narváez, este último a través de la sociedad Boulevard Norte. Pero en agosto de 2012, De Narváez vendió sus derechos de explotación del predio a Fénix Entertainment Group, la empresa de Marcelo Fígoli y Diego Finkelstein que organiza conciertos y shows musicales en Miami y en los mejores mercados de Sudamérica. Así quedó constituida la nueva composición accionaria de La Rural SA.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.