SOCIEDAD

Multas y castigos en China

Las autoridades chinas castigaron ayer a dos blogueros en Shanghai por difundir el rumor de que la radiación nuclear de Japón había llegado a la ciudad. Además, aplicaron multas a almacenes y supermercados que aumentaron el precio de la sal yodada, que algunos creen, equivocadamente, que protege de las emisiones radiactivas que improbablemente lleguen a China de la central nuclear japonesa de Fukushima. Los blogueros fueron acusados de violar la ley de seguridad pública y recibieron penas administrativas. En el caso de los comerciantes que aumentaron el precio de la sal de mesa, las multas llegaron hasta los 7600 dólares en distintos negocios de al menos ocho provincias chinas. En la provincia de Shaanxi, un supermercado fue sancionado por subir el precio del paquete de sal de 400 gramos de 1 a 2,5 yuanes (de 15 a 38 centavos de dólar). Muchos habitantes de esta república que temían que las emisiones radiactivas llegaran al país, se abastecieron de sal yodada, pese a las reiteradas afirmaciones del gobierno de que el país no se vería afectado por la radicación. Algo similar debieron aclarar en la costa oeste norteamericana.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Multas y castigos en China
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.