UNIVERSIDAD › NUEVAS MEDIDAS DE SEGURIDAD PARA LOS TITULOS UNIVERSITARIOS

Diploma a prueba de impostores

Para garantizar su autenticidad, los diplomas que expidan todas las universidades llevarán desde 2012 una oblea de seguridad del Ministerio de Educación. Se creará una base de datos de egresados universitarios, que cualquiera podrá consultar.

Los diplomas universitarios llevarán a partir del 2012 una oblea de seguridad para garantizar la autenticidad de los documentos emitidos por las universidades y certificados por el Ministerio de Educación nacional. Además, se generará una base de datos pública de egresados universitarios, para que cualquier ciudadano pueda corroborar el título de quien se presente como graduado. Las nuevas medidas de seguridad serán anunciadas hoy por el titular de la cartera educativa, Alberto Sileoni, junto a gran parte de la comunidad universitaria nacional.

“Es el propio Estado el que coloca la medida de seguridad en los diplomas, algo casi inédito en el mundo, y es una norma inalterable, con doble garantía, un elemento físico y otro virtual”, explicó a Página/12 el director nacional de Gestión Universitaria, Jorge Steiman: “No podemos predeterminar la confección de los diplomas de cada institución, porque su autonomía nos lo impide. Pero sí podemos garantizar desde el Estado una norma general que todas las universidades deberán cumplir a partir del 2012.”

Al entregar los diplomas al Ministerio de Educación para que certifique las firmas, las universidades deberán ahora colocar una etiqueta con un código de barras en cada documento y generar un remito electrónico con la información del egresado. Luego, el ministerio le incorporará la oblea de seguridad, confeccionada por la Casa de la Moneda, que también cuenta con un código de barras. Al asociarse los códigos y sus informaciones, se generará una identidad única para cada egresado y para cada documentación certificada.

El nuevo sistema de seguridad busca darle una solución a la falsificación de diplomas de educación superior. “Esta medida va en esa línea de respuesta, y ciertamente ayuda a evitar la falsificación de los títulos”, señaló Steiman. El Sistema Informático de Certificaciones (Sicer), aplicación utilizada por el ministerio desde 2008, entra así en su última fase: la habilitación de una opción de consulta abierta a toda la ciudadanía para corroborar que quien se presente como profesional cuente, en efecto, con el título que dice haber obtenido.

Las nuevas disposiciones serán obligatorias desde 2012 para las universidades públicas y privadas que emitan diplomas de pregrado, grado y posgrado. No obstante, se abre, a partir del próximo lunes, un período de prueba para que las universidades que así lo deseen puedan empezar a familiarizarse con la medida. El ministerio estudiará en los próximos meses la manera de aplicar el nuevo sistema de seguridad para los títulos emitidos con anterioridad al 2012.

La presentación de la iniciativa ministerial, encabezada por Sileoni, se realizará hoy, a las 15, en el Salón Leopoldo Marechal del Palacio Sarmiento, Pizzurno 935. Participarán el secretario de Políticas Universitarias, Alberto Dibbern; la presidenta de la Casa de la Moneda, Katya Daura; y representantes del Consejo Interuniversitario Nacional, el Consejo de Rectores de Universidades Privadas y la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria.

Informe: Agustín Saavedra.

Compartir: 

Twitter
 

La norma regirá para instituciones públicas y privadas. A la derecha, la oblea de seguridad.
 

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.