SOCIEDAD › VERSIONES CONTRAPUESTAS POR EL PROYECTO SOBRE ABORTO

Una polémica que crece

El presidente de la comisión dio por caído el dictamen a favor de la despenalización. Pero dos diputadas insisten en que es válido. Críticas a Vega y llamado a un plenario de comisiones.

 Por Mariana Carbajal

El presidente de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, Juan Carlos Vega, de la Coalición Cívica, quedó envuelto en un gran papelón institucional. Dos días después de haber anunciado frente a las cámaras de televisión que se había llegado a un dictamen favorable al proyecto de Interrupción Legal de Embarazo en el primer trimestre –poco antes de dar por finalizada la histórica reunión en la que se empezó a discutir el tema en el Congreso–, ayer dio marcha atrás y negó la validez del despacho aprobado. Hizo así lugar a los cuestionamientos que plantearon diputados que se oponen a la despenalización del aborto. Sin embargo, las diputadas Victoria Donda (Libres del Sur) y Vilma Ibarra (NE) defendieron ayer la existencia del despacho favorable. Al mismo tiempo, Cecilia Merchán destacó “el avance que significa que instaló institucionalmente el debate de un tema que hasta hace poco era tabú en el Congreso”.

Al mismo tiempo, Vega anunció que convocará para el próximo jueves a una plenaria de comisiones con Acción Social y Salud y Familia, Mujer y Niñez, para que haya un pronunciamiento conjunto. “La presidencia de Vega demostró ser muy poco responsable, desprolija y débil institucionalmente. Da preocupación que en ese marco quiera convocar a una plenaria a días de la finalización del período de sesiones legislativas. No es éste el modo de tratar este proyecto. Se debe debatir con tiempo, con altura, escuchando a todas las voces. Esa es nuestra vocación”, observó Ibarra. Acción Social y Salud es presidida por Antonio Morante, del Frente para la Victoria-Chaco, y Familia, por Claudia Rucci, del Peronismo Federal. Tanto Morante como Rucci han expresado su posición contraria a la despenalización del aborto.

Donda e Ibarra sostuvieron ayer que hubo un despacho favorable al proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. “Nos atenemos a lo que dijo Vega. El anunció que había 11 o 12 diputados de la comisión presentes en el momento de firmarlo y hubo siete firmas, seis en el dictamen del proyecto de Interrupción Legal de Embarazo y una, en el suyo”, explicó Donda. Así se llega a la mitad más uno de los presentes que se requiere para obtener un despacho favorable de un proyecto. La diputada mostró a este diario además el facsímil del listado de legisladores de la comisión que estuvieron en la reunión al habilitarse el quórum: figuran 15. Algunos, luego de hablar, se fueron. En ese documento se observa con claridad que las autoridades de la comisión dieron por presente a Jorge Rivas, aunque no estuvo, dadas las dificultades que tiene para movilizarse. Habitualmente, señaló Ibarra, desde hace dos años, Rivas envía a sus asesores a las reuniones de las distintas comisiones que integra, que informan su posición y suscriben los dictámenes en su nombre. El martes, Vega le aceptó la firma, precisó Donda. Los demás firmantes fueron la propia Donda, Fernanda Gil Lozano (Coalición Cívica), Rubén Lanceta (UCR), Horacio Alcuaz (GEN) y Diana Conti (Frente para la Victoria en disidencia parcial). Al cierre de la reunión del martes, Vega anunció con entusiasmo que se había conseguido un “dictamen” favorable a la iniciativa de la Campaña. Al punto que felicitó públicamente a las diputadas Merchán y María Luisa Storani (UCR) por su trabajo para llegar a ese resultado, y también a Marta Alanís, activista, coordinadora de Católicas por el Derecho a Decidir, una de las más de 250 organizaciones que integran la Campaña. Sus palabras están registradas en la versión taquigráfica de la sesión.

A partir de las impugnaciones que le hicieron al despacho los diputados Patricia Bullrich (Coalición Cívica), Omar De Marchi (Demócrata de Mendoza) e Ivana Bianchi (Peronismo Federal) –tal como informó ayer Página/12–, Vega cambió de posición. Primero dijo que daría tiempo hasta ayer al mediodía para que los diputados que expresaron a viva voz su apoyo al proyecto durante la reunión de Legislación Penal, y no firmaron el dictamen, lo suscribieran. En esa posición estaba el presidente del bloque radical, Ricardo Gil Lavedra, pero no llegó a firmar. Entonces, Vega ayer anunció a primera hora de la tarde que “se caía el dictamen”. “Me parece una vergüenza lo que ha hecho Vega. Evidentemente fue susceptible a presiones”, lanzó Donda. “Acá lo importante es que se instaló el debate institucionalmente y que, gracias a eso, hoy tiene continuidad: esperamos que se dé antes de fin de año el plenario de las comisiones de Legislación Penal, Familia y Salud para seguir debatiendo. Y si no se da, porque queda poco tiempo, seguirá el año que viene. Estoy segura de eso. Es un tema que el Congreso ya incorporó y que no podrá volver a eludir”, evaluó Merchán.

Además, Merchán expresó su repudio al pedido de impugnación del dictamen realizado por la diputada Bullrich: “La actitud de la diputada Patricia Bullrich es un buen ejemplo de a lo que nos referimos como doble discurso, de la hipocresía que ronda en algunos sectores sobre el tema de la legalización de la interrupción legal de embarazo. Bullrich, miembro de la Comisión de Legislación Penal, no dio la cara el martes para dar en público sus opiniones. Y ahora pide la impugnación del dictamen. Al mismo tiempo, la misma diputada presentó en 1994 junto a Fernández Meijide el proyecto 5118-D-94 de legalización del aborto”.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Carlos Vega (en la foto, parado), en el centro de las críticas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.