UNIVERSIDAD › MAÑANA ESTA CONVOCADA LA ELECCION DE AUTORIDADES DE LA FUBA

Un congreso con suspenso

El frente que lideran el PO y La Mella buscará su reelección. Como varias agrupaciones no participarán, hay dudas sobre el quórum.

La Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) realizará mañana su congreso de renovación de autoridades, y aunque los sectores estudiantiles de izquierda que presiden la organización (La Mella y el Partido Obrero, que irán juntos, pero con diferencias) confían en alcanzar el quórum necesario para sesionar, el escenario es bastante incierto. El bloque reformista, conformado por radicales y aliados, confirmó que no concurrirá al congreso, tal como sucedió el año pasado. Las agrupaciones peronistas y kirchneristas aún debatían ayer si asistir o no. El movimiento universitario de Libres del Sur –actual vicepresidencia de la federación– podría ser clave para dar con el quórum: sus dirigentes confirmaron que se acreditarán.

El escenario del congreso será, esta vez, la Plaza Houssay, el sábado desde las 14, cuando se abrirá la acreditación de los delegados. La actividad formal empezó el martes, con paneles de discusión sobre situación política nacional, movimiento obrero, situación política latinoamericana, situación educativa y democratización y crisis de la vivienda e infraestructura. Ayer fueron presentadas las comisiones temáticas, y el congreso culminará mañana con la elección de autoridades.

“Desde La Mella entendemos que este congreso tiene dos cuestiones importantes: primero, el contexto en el cual se está discutiendo quién va a ser el próximo rector de la UBA, ya que los candidatos Hallu (Ruben, actual rector) y Barbieri (Alberto, actual vicerrector) son parte del mismo proyecto. Nos oponemos a ambos. Por otro lado sostenemos que hay que repensar la universidad en su conjunto”, expresó a Página/12 Martha Linares, candidata a la copresidencia por La Mella, en el lugar que hoy ocupa Igal Kejsefman. “Democratizar la universidad no es solamente tener más representantes en los claustros, sino pensar un modelo de universidad distinto”, agregó Linares, estudiante de 28 años de Trabajo Social. También planteó su rechazo a la presentación de carreras ante la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau).

La Mella, agrupación de izquierda independiente, volverá a formar alianza con la izquierda más orgánica –el PO y otras listas–, aunque los dos sectores tengan diferencias que se plasmaron en discusiones entre sus referentes durante todo el año.

“Si bien somos partidarios de que la izquierda se presente como un bloque único para enfrentar a la Franja Morada y al kirchnerismo, no estamos dispuestos a hacerlo a cualquier precio. Queremos someterlo a debate y construir un frente con un posicionamiento claro”, le dijo a este diario Alejandro Lipcovich, copresidente saliente de la FUBA. El referente estudiantil del PO instó a los sectores opositores a concurrir al congreso: “Que la Franja Morada y La Cámpora se hagan presentes y acaten el mandato de las elecciones de centros que los compromete a enviar delegados”. Este año, el candidato a copresidir la FUBA por el PO será Julián Asiner, estudiante de Sociología. El frente que el PO y La Mella comparten con la CEPA e Izquierda Socialista se presentará como la lista “Por otro 1918”. El PTS, en tanto, se lanzará solo.

En 2012, el congreso no pudo reunir el mínimo de 66 delegados (sobre un total de 130) para llegar al quórum: faltaron tres. En ese momento, varios frentes con representación –radicales, kirchneristas, socialistas y macristas– decidieron no presentarse y denunciaron la “ilegitimidad” de la doble conducción de la FUBA (por la copresidencia). Ahora, el frente de izquierda espera que participen las conducciones de nueve centros de estudiantes de la UBA.

“Reclamamos hacer un presupuesto participativo del dinero que recauda la FUBA, para que todos los estudiantes sepan cuánto es y en qué se gasta”, explicó a Página/12 Daniela Gasparini, vicepresidenta de la federación por Libres del Sur. El reciente acuerdo de la dirigencia porteña de Libres del Sur con la UCR y parte de la Coalición Cívica sembró dudas sobre el rol que jugaría la agrupación a nivel universitario. Pero Gasparini confirmó que se sumarán al congreso: “Venimos participando de todas las instancias que propuso la federación, por lo tanto no pensamos en no asistir”.

En la FUBA confluyen 130 representantes de los centros estudiantiles de las trece facultades de la UBA. Cada centro tiene una cuota de cinco delegados, lo que da un total de 65. Los otros 65 se distribuyen en proporción a la cantidad de votos obtenidos por cada agrupación en elecciones. Según fuentes de la federación, antes de la conformación de alianzas, el mapa de delegados se dividiría como sigue: a Franja Morada le corresponderían 33 delegados; al PO 24; a La Mella 18; a La Cámpora 14; al MNR (PS) 9; a la CEPA (PCR) 5; a Libres del Sur 5; a Cauce 4; al PTS 3; al LAI 3; a Izquierda Socialista 2; al FANA 2; a la Coalición 2; a La Centeno 1; a La Mariátegu 1; al PRO 1; a El Gradiente 1; al MST 1; y a la 29 de Mayo 1.

Informe: Federico Funes.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared