DEPORTES › LA U19 AVANZó A LA SEMIFINAL

Generación Doradita

Desde que la Generación Dorada comenzó a perder a algunos de sus integrantes, como Alejandro Montecchia, Hugo Sconochini o Leandro Palladino, la discusión en el básquetbol argentino pasaba por la falta de recambio para reemplazar a los grandes referentes que quedan, como Emanuel Ginóbili, Luis Scola o Andrés Nocioni. Si bien es apenas un paso, ayer se terminó de cristalizar una buena respuesta: la selección juvenil argentina venció 81-76 a Croacia y se clasificó para las semifinales del Mundial U19, que se disputa en Letonia. Como viene sucediendo con los mayores, ahora los chicos se instalaron entre los cuatro mejores. Hoy, a partir de las 15.15, buscarán dar un nuevo paso cuando se enfrenten a Serbia por un lugar en la final (televisa DirecTV).

Con las mismas virtudes y defectos que los mayores, los chicos argentinos consiguieron otra victoria inolvidable. Defensa intensa, gran juego de pases y gran carácter en los momentos límites sirvieron para minimizar la diferencia de estatura en favor de los croatas, como con el resto de los rivales. Y la mano mágica del marplatense Patricio Garino (22 puntos, con cinco triples), un alero que dejó Unión de su ciudad para terminar de formarse en Montverde, una escuela secundaria de Estados Unidos, le dio el aire suficiente para llegar con ventaja al minuto final y soportar la remontada de los europeos.

El equipo argentino tuvo un gran arranque gracias a Franco Giorgetti, alero de Peñarol, que apareció con su versatilidad para empezar a sumar puntos tanto desde abajo del aro como desde larga distancia. Y con la decisiva presencia del pivot de Boca Marcos D’Elía, que mostró todos sus recursos para anotar cerca del canasto, el equipo argentino fue sumando una ventaja que llegó a ser de 16 puntos cuando promediaba el segundo cuarto. En la segunda mitad, Croacia se fue acercando con los puntos de Dario Saric, para llegar a un final muy cerrado. Sin embargo, con aplomo, los chicos argentinos mantuvieron la calma para asegurar la victoria. Luego fue el momento de celebrar a los saltos en la mitad de la cancha, como tantas veces se vio a la Generación Dorada. “Esto nos pone muy felices. Somos una familia, la química del grupo es increíble. Nos conocemos desde hace mucho, la mayoría desde hace tres años. Vamos a dejar todo y a seguir trabajando duro para ir por más”, señaló Garino a FIBATV.com.

Ahora el conjunto de Enrique Tolcachier, que venía de ganarles de manera agónica a Rusia y Brasil en los últimos dos partidos de la fase de grupos, disputará el pasaje a la final ante Serbia, que apabulló 93-74 a Australia. La otra semifinal la protagonizarán Rusia, que dio el gran batacazo del certamen al vencer 79-74 a Estados Unidos, y Lituania, que se impuso 87-75 a Polonia.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.