DEPORTES › TRES GOLES PARA ASEGURAR LA VICTORIA DE ARGENTINA

Messi... y no hay nada más que hablar

Fue la estrella absoluta de la noche, volviendo a marcar con la camiseta albiceleste, en un partido de bajo relieve.

Fue la primera vez que Lionel Messi marcó tres tantos con la camiseta de la Selección Argentina y ésa es la mejor noticia. Dos de esos goles, el último de penal, los convirtió en los últimos tres minutos del amistoso contra Suiza, en Berna, y permitió lograr la victoria en un encuentro que apuntaba al empate. Fue mucho más impactante la actuación del rosarino que la del equipo nacional, subordinado a la búsqueda de la solidez a través de la solidaridad declamada por el entrenador.

Vale la pena entonces detenerse en los goles de Messi, una rara costumbre en la Selección. El primero, tras una pared con Sergio Agüero, que se la devolvió con un taco exquisito en la boca del área, terminó con un amago con engaño que descolocó al suizo Affolter y le cambió el palo al arquero Benaglio; el segundo, cuando el partido estaba en fase de liquidación, arrancó tras otro pase de Agüero, una corrida de derecha a izquierda, una gambeta al zaguero Senderos, que quedó en el piso, y la picó arriba, contra el palo, ante la salida del arquero Wolfli, que había reemplazado a Bengalio. El tercero, con el partido terminado, llegó cuando Agüero avanzó solo por la izquierda, cedió al ingresado Higuaín en el medio del área, y cuando el delantero iba a habilitar a Messi a la derecha, fue derribado: el rosarino ejecutó bajo, fuerte, a la derecha del arquero, para terminar la noche a todo trapo.

Los suizos hicieron cola en el centro del campo para saludar al astro y hasta la terna arbitral aguardó para darle la mano. Messi fue la estrella de la velada futbolera, destacándose tanto por sus virtudes como por el contraste que significó la opaca actuación de un equipo argentino poco audaz ante un rival que creció en el segundo tiempo.

Envalentonado por la cauta actitud del mediocampo argentino, aprovechando la salida de Braña (que fue cambiado en el entretiempo a causa de un esguince de rodilla) y el ingreso de Gago, con menos marca, los suizos lograron con su atrevimiento el gol del empate transitorio, señalado por Shaqiri, y más opciones para intentar ganar el partido.

Durante el primer tiempo, con dos líneas de cuatro plantadas en el propio campo, solo con Messi y Agüero sueltos, Argentina creó poco peligro más allá de lo que generaron los dos delanteros, muchas veces obligados a bajar mucho para recoger la pelota. En el complemento, la defensa resistió bien, pero la Argentina sólo tuvo nueve minutos juntos a Messi, Agüero e Higuaín. Fue el período en el que Messi ganó el partido.

1- SUIZA

Benaglio; Lichtsteiner, Senderos, Affolter, M. Rodríguez; Inler, Dzemaili; Shaqiri, Xhaka, Frei; Mehmedi.

DT: Ottmar Hitzfeld.

3- ARGENTINA

Romero; Campagnaro, F. Fernández, Garay, Zabaleta; Sosa, Mascherano, Braña, M. Rodríguez; Messi, Agüero.

DT: Alejandro Sabella.

Estadio: Wankdorf (Suiza).

Arbitro: Florian Meyer (Alemania).

Goles: 19m, 87m y 90m, Messi (A), el último de penal; 49m, Shaquiri (S).

Cambios: 46m, Gago por Braña (A), Wolfli por Benaglio (S), Derdiyok por Frei (S); 57m, Ziegler por Lichtsteiner (S); 65m, Stocker por Dzemaili (S); 70m, Salvio por M. Rodríguez (A); 81m, Higuaín por Sosa (A), Eneghara por Mehmedi (S); 88m, Vitkieviez por Derdiyok (S).

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.