DEPORTES › LOS PROBLEMAS DE JORDAN

Afuera es uno más

Michael Jordan no está pasando su mejor momento en la NBA. Cuando vestía la camiseta de Chicago Bulls, sus acciones dentro de la cancha eran grandiosas, pero ahora que se encuentra fuera están resultando fatales. Jordan es el dueño de los Charlotte Bobcats y su equipo, con sólo siete victorias en 44 partidos, es de lo peor que puede ofrecer la Liga estadounidense de básquetbol.

El ex jugador de 49 años mantiene un obstinado silencio respecto de la crisis, pero recientemente su colega Charles Barkley dijo lo que muchos pensaban. “Amo a Michael, pero como dueño simplemente no hizo un buen trabajo.” “Sir Charles” critica sobre todo que en Charlotte Jordan se rodeó de obsecuentes. ¿Objeciones, quejas? Ninguna. “Cuando eres famoso y pagas las cuentas de la gente que te rodea no vas a escuchar opiniones distintas. Finalmente quieren volar en tu jet privado contigo”, apuntó Barkley. En 2006, Jordan adquirió las primeras participaciones en los Bobcats y desde 2010 es el dueño mayoritario.

Desde que el “mejor basquetbolista de todos los tiempos” –según la página web de la NBA– está involucrado con los Bobcats, la franquicia sólo registró una temporada con más victorias que derrotas. Cuando en 2010 el equipo de Carolina del Norte llegó por primera vez a los playoffs, Jordan dejó ir a sus tres mejores jugadores. Tyson Chandler se marchó a Dallas Mavericks y se convirtió en una pieza decisiva para el equipo campeón. Raymond Felton se unió a New York Knicks y Gerald Wallace se fue a Portland Trail Blazers. Y Charlotte pasó de convertirse en un potencial candidato a los playoff a ser un equipo del montón.

Esta temporada la caída fue más profunda, mientras Jordan observaba todo de brazos cruzados. “Su alteza”, el otrora infalible, se convirtió en ser humano y muestra debilidades, aunque no las quiera reconocer. Durante su tiempo como manager de equipo con los Washington Wizards, Jordan tomó una mala decisión que le pesa hasta hoy a la franquicia de la capital. El 27 de junio de 2001, Washington tenía derecho a ser el primero de todos los equipos de la NBA en elegir entre todos los nuevos talentos. Entre los posibles candidatos estaban, entre otros, Tyson Chandler, Pau Gasol y Tony Parker. Jordan se inclinó por Kwame Brown, un joven de 19 años que llegaba directamente de la secundaria. Chandler, Gasol y Parker se convirtieron luego en estrellas de otras franquicias y fueron campeones al menos una vez en la NBA. Brown, entre tanto, tuvo un promedio de puntos de 6,8 y juega en Milwaukee Bucks, su séptimo equipo en la NBA.

Jordan no es el único que se destacó como jugador y que al final de su prestigiosa carrera fracasó luego en otra función. Wayne Gretzky es considerado como el mejor jugador de ho-ckey sobre hielo de la historia. En 2001 compró una participación de los Phoenix Coyotes y en 2005 se convirtió en su entrenador jefe. Su participación en Arizona fue un desastre. Bajo su mandato, Phoenix no llegó ni una sola vez ni cerca de los lugares de play off. Recién en 2009, cuando Gretzky dejó su cargo, los Coyotes dieron dos veces el salto a la ronda clasificatoria.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.