DEPORTES › INDEPENDIENTE EMPATO 0-0 CON RACING EN MAR DEL PLATA

Una igualdad con mejor sabor

El equipo de Gallego, con mayoría de titulares, evolucionó mucho respecto del debut ante River y estuvo bastante más cerca del triunfo que la Academia, que se sostuvo en las atajadas de Saja. Los de Zubeldía no tuvieron un buen partido.

Independiente mejoró su imagen respecto de su debut y, aunque se tuvo que conformar con un empate 0-0, estuvo mucho más cerca que Racing del triunfo en el clásico de Avellaneda. Sebastián Saja, con sus atajadas, fue el principal responsable de la igualdad que se dio en la noche marplatense, aunque Diego Rodríguez también tuvo una buena actuación.

Independiente salió decidido de entrada a cambiar la pálida imagen que había dejado ante River. Y muy pronto marcó claras diferencias ante un Racing frenado y sin movilidad. Con Benítez como punta más adelantado, pero sin una referencia fija, los volantes de Independiente llegaban por sorpresa y generaban mucho peligro ante Saja, que antes de los quince minutos tuvo que intervenir en tres ocasiones para evitar el gol. Primero se lo sacó a un derechazo de Miranda, luego lo hizo ante otro remate lejano de Benítez y más tarde desvió del ángulo un tiro libre de Montenegro. Con su mejor juego, el equipo de Gallego hacía méritos para colocarse en ventaja.

Por el contrario, lo de Racing era llamativo. Si bien su estrategia fue entregarle la pelota a su rival, su falta de presión en la mitad del campo le daba demasiada libertad a su adversario, que lo dominaba a voluntad. Y cuando recuperaba el balón, sus delanteros quedaban muy lejos de los mediocampistas, por lo que casi ni inquietó a Rodríguez: apenas se acercó con una maniobra colectiva con un cabezazo de Sand tras un buen centro de Zuculini. En cambio, Independiente lastimaba seguido y puso ponerse en ventaja con una definición de Benítez tras una asistencia de Montenegro, pero el travesaño evitó la conquista.

Tras esa primera media hora de claro dominio, el conjunto de Gallego bajó las revoluciones, lo que le permitió a Racing emparejar las acciones y ya no pasar tantos sobresaltos. Igual, Independiente siempre fue el más peligroso, sobre todo con los remates lejanos de Montenegro y de Miranda, que obligaron a Saja a estar siempre atento. La diferencia con la primera mitad fue que Racing generó un poco más de peligro y Rodríguez también tuvo buenas intervenciones, como un mano a mano que le ganó con el pie a Sand. Claro que siempre Independiente lució más compacto y más filoso, aunque no le alcanzó para llevarse la victoria. Recién en los últimos minutos se conformó con el empate, cuando ya lucía muy cansado y Racing parecía tener más resto.

Compartir: 

Twitter
 

Hauche intenta superar la marca de Vargas. El delantero no fue tan peligroso como con Boca.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.