DEPORTES › YELENA ISINBAYEVA, NUEVAMENTE CAMPEONA DEL MUNDO

Volvió a ser la reina de la garrocha

Yelena Isinbayeva, la atleta más carismática de la última década, remató su gloriosa carrera deportiva con su tercer título mundial de salto con garrocha en una final que congregó a más de 40.000 espectadores en el estadio Luzhniki, en general casi desierto desde que arrancó el Mundial. Quiso regalar a su público un nuevo record mundial, el que habría sido el número 29 de su carrera, pero la atleta de Volgogrado no pudo con los 5,07 metros cuando, sola en competencia y tras haber celebrado su triunfo con saltos de alegría, intentó, sin éxito, superar la medida.

“Quiero tomarme un tiempo. Tener un bebé y luego intentar volver para los Juegos Olímpicos de Río”, explicó la rusa, para quien “la cuenta es fácil: nueve meses para tener el bebé y nueve meses para amamantarlo”.

Un salto de 4m89, ejecutado al primer intento, fue la marca ganadora que permanecerá para la historia ligada al adiós de la rusa, aun cuando haya dejado la puerta entreabierta a un posible regreso. “En 2016, o me verán de vuelta o escucharán mi anuncio de retiro”, dijo.

Como en los Juegos de Londres, la amenaza para Isinbayeva procedía del continente americano: la estadounidense Jennifer Suhr, campeona olímpica; la brasileña Fabiana Murer, campeona mundial, y la cubana Yarisley Silva, autora de los cinco mejores saltos de la temporada.

Isinbayeva, de 31 años, levantó los primeros clamores en el estadio Luzhniki después de cuatro jornadas de los mundiales, especialmente cuando saltó en su primer intento 4m75. El listón situado en 4,82 seleccionó a las tres medallistas, porque sólo Suhr, Isinbayeva y Silva pudieron con esa altura. Las tres atacaron los 4m89 con el podio asegurado. Pero sólo Isinbayeva logró saltar esa altura. “Esta es la victoria más preciada de mi carrera”, opinó.

A lo largo de su carrera deportiva, la atleta de Volgogrado ha conseguido 28 records mundiales. No podrá, por tanto, ver realizado su sueño de alcanzar los 35 records del ucraniano Sergei Bubka, actual recordman mundial de salto con garrocha reconvertido en vicepresidente de la IAAF y aspirante a la presidencia del COI.

Isinbayeva protagoniza una despedida acorde con su elevado rango, después de sus fracasos en los dos últimos mundiales. En Daegu 2011 sólo fue sexta. En Berlín 2009 no fue capaz de producir un solo salto válido en la final. Sus títulos mundiales databan de Helsinki 2005 y Osaka 2007.

Compartir: 

Twitter
 

La Isinbayeva ganó el título mundial por tercera ocasión.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.