DEPORTES › RACING DERROTO 4-2 A DEPORTIVO CALI Y SIGUE EN LA PUNTA DEL GRUPO 3

Otra muestra de contundencia

El equipo de Facundo Sava sacó una diferencia de tres goles en la primera etapa, pero en el complemento se quedó y permitió que el conjunto colombiano manejara el partido y llegara con buenas chances hasta el eficaz Saja.

Con goles de Grimi, López, Romero y Martínez, Racing derrotó anoche en Avellaneda a Deportivo Cali por 4-2, mantuvo la punta en el Grupo 3 de la Copa Libertadores y consolidó sus chances de pasar a los octavos de final. El miércoles próximo será local del escolta Boca.

Muy temprano, el equipo de Sava consiguió la diferencia que salió a buscar. Hubo una falta de Pérez sobre el lado izquierdo del ataque de Racing. Romero se hizo cargo del tiro libre y le puso la pelota en la cabeza a Grimi, que venció a Hurtado anticipando a su marcador en el primer palo. Tras el 1-0, los locales encadenaron un par de opciones claras, desde los pies de Bou y del volante paraguayo más tarde.

En esos primeros minutos, Cali se mostró cauteloso, y con un ritmo demasiado lento que favorecía el trabajo defensivo del conjunto de Avellaneda. Sin embargo, adelantándose unos metros en el campo, y a partir de la buena tarea de Roa y Sambueza, los visitantes empezaron a merodear el área de Saja, quien tuvo que esforzarse más que su colega colombiano, sobre todo ante los centros, el recurso preferido de los once de Castro.

Al promediar la primera etapa, Cali emparejó el trámite, pero Racing sacó a relucir la contundencia que caracteriza a sus delanteros y estiró las diferencias. A los 32 minutos fue López el que puso el 2-0 después de un centro de Sánchez que no pudieron rechazar por pifias dos defensores. Y cinco minutos más tarde, Romero señaló el 3-0, cabeceando en el punto del penal el centro de zurda enviado por Milito.

Antes del tercero, el técnico visitante, tomando nota de que la derrota lo dejaba casi fuera de la Copa, se decidió a arriesgar, poniendo un hombre más en la delantera para acompañar al solitario Casierra. El cambio le dio más presencia ofensiva, pero también abrió espacios para Racing.

En el complemento, los colombianos dejaron la actitud tibia del primer tiempo y fueron por el descuento. Y esa búsqueda dio rápidos frutos. Roa no pudo definir dos veces ante Saja y cuando Grimi quiso rechazar, la pelota le dio en el pecho y se transformó en el primer gol de Cali.

Fortalecido anímicamente, Cali mejoró el volumen de juego y complicó con frecuencia la labor defensiva del local, que retrasó todas sus líneas y se dedicó a aguantar y a esperar la ocasión de contragolpear. Esas chances no se presentaban, entonces los de Avellaneda dependían cada vez más de las acertadas intervenciones de su arquero. Entre las que tapó Saja y las que fallaron por mala puntería, los colombianos sumaron una buena cantidad de llegadas, pero no tuvieron la eficacia con la que Racing construyó la diferencia y de la que dio otra muestra Roger Martínez. El delantero colombiano hizo una gran maniobra individual, puso el 4-1 al definir ante Hurtado y tranquilizó definitivamente al conjunto de Sava, que antes de irse a los vestuarios hicieron evidente su fragilidad defensiva abriendo las puertas para el segundo gol visitante.

epigrafe

Compartir: 

Twitter
 

Brazos en alto, López festeja el segundo de Racing. El delantero aportó su gol y un enorme despliegue.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.