ECONOMíA › OTRO PROCESAMIENTO AL FINO PALACIOS EN LA CAUSA POR EL ESPIONAJE Y LAS ESCUCHAS ILEGALES

Por hacer averiguaciones que no debía

El ex jefe de la Metropolitana fue procesado por el juez Norberto Oyarbide por haber buscado datos de opositores, sindicalistas e incluso de funcionarios macristas en el sistema de información comercial Nosis. Es algo que está prohibido por las normas de la Ciudad.

 Por Raúl Kollmann e
Irina Hauser

Jorge “Fino” Palacios fue procesado ayer, una vez más, en la causa por el espionaje y las escuchas ilegales. El juez Norberto Oyarbide le imputó haber entrado al sistema Nosis de información comercial para averiguar sobre legisladores opositores e incluso integrantes del propio gobierno de Mauricio Macri, haciendo una tarea de virtual espionaje político. En el expediente que instruye Oyarbide, el ex jefe de la Metropolitana Palacios, el jefe de Gobierno, el espía Ciro James y el ex ministro de Educación de la Ciudad, Mariano Narodowski, entre otros, están procesados por espiar al familiar de víctimas de la AMIA Sergio Burstein, a empresarios, como Carlos Avila, a abogados y hasta al cuñado de Macri, Daniel Leonardo. En el escrito de ayer, Oyarbide dictó el sobreseimiento de otro ex jefe de la Metropolitana, Osvaldo Chamorro, esencialmente porque Palacios asumió toda la responsabilidad.

En su momento, Palacios adujo que buscó datos sobre la situación económica de los legisladores Gonzalo Ruanova (Nuevo Encuentro), Silvia La Ruffa (Frente para la Victoria), Diana Maffía (Coalición Cívica) y el dirigente gremial Patricio Datarmini para hacerles juicios, pero las computadoras demostraron que también sacó información sobre Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de Gabinete porteño. La incursión en el Nosis se hizo en la empresa de seguridad de la que era dueño Palacios: Security Strategic Consultancy SRL. Quien buscó la información fue Chamorro, pero cuando prestó declaración indagatoria, Palacios admitió que fue por orden suya, de manera que el procesamiento fue exclusivamente para él.

En la causa por las escuchas y el espionaje ilegal Macri adujo que se trataba de una persecución del juez Oyarbide. Sin embargo, los procesamientos ya fueron confirmados por la Cámara Penal. Aun así, Macri recusó a Oyarbide y está pendiente la intervención de la Cámara de Casación Penal.

El procesamiento de ayer corrobora una misma línea de actuación. Palacios nunca fue siquiera criticado por Macri y, más bien, sigue siendo su policía preferido. El espía James, muy vinculado con Palacios, corrió con casi todo el peso de las operaciones de espionaje. Apareció misteriosamente contratado por el Ministerio de Educación porteño sin que allí realizara tarea alguna y, para colmo, se le detectaron al entonces ministro del área, Mariano Narodowski, 60 llamadas con James. Todo el cuadro de sospecha se completó cuando, además, se demostró que el aparato de espionaje también intervino las comunicaciones del cuñado de Macri, Leonardo, en momentos en que se de-sarrollaba un conflicto familiar. Para el juez y la Cámara resultó obvio que el tándem James-Palacios no podría haber espiado sin el visto bueno y la estructura que le brindó el jefe de Gobierno.

La consulta al Nosis sobre los legisladores opositores y el gremialista Datarmini parece ir en el mismo sentido: buscar información personal de todos ellos en una base de datos, algo que está prohibido por las normas de la Ciudad de Buenos Aires. Y se agrega así al teléfono de Burstein que se escuchaba para obtener información sobre la causa AMIA; al de Carlos Avila, a quien se espiaba para saber de una negociación con la AFA y, los espionajes por temas de pareja, por negocios y por el conflicto en el clan Macri. El juicio oral no parece cercano por las apelaciones y recusaciones presentadas, pero desde el punto de vista de la investigación, da la impresión de que está todo dicho.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge “Fino” Palacios sumó un nuevo procesamiento por el espionaje y las escuchas ilegales.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.