ECONOMíA › EL PARALELO VOLVIO A 5,63, AMPLIANDO LA BRECHA CON EL DOLAR FORMAL

Pocas operaciones, pero caras

En tanto se mantienen las restricciones en el mercado formal, la cotización en el paralelo tuvo una nueva trepada al calor de la especulación y operaciones ilegales. El “blue” opera montos marginales, pero influye en el clima.

 Por Cristian Carrillo

Las trabas para la compra de dólares en el circuito formal siguieron ayer ampliando la brecha entre la cotización oficial y la que se cobra en cuevas y arbolitos del microcentro. El billete verde se mantuvo en pizarras de bancos y agencias de cambio habilitadas a 4,47 pesos, mientras que el “blue” volvió a dispararse hasta los 5,63. De esta manera, el precio del informal recuperó los más de diez centavos que había perdido durante la jornada previa, a fuerza de inspecciones. Los sabuesos de la AFIP continuaron con sus operativos y, más allá de alguna detención, no lograron evitar el crecimiento de un mercado paralelo que hasta el momento se mantiene marginal, representando menos del 5 por ciento de las operaciones que se tramitan en el formal. A diferencia de lo que pueda especularse, la liquidación de dólares de los exportadores de granos se mantiene en un nivel record, al igual que las compras del Banco Central en la plaza cambiaria, mientras que la fuga es una tercera parte del promedio de 2011.

La clave de los controles se encuentra en abril. Según el último informe del balance cambiario del Central, en el primer trimestre del año se fugaron –formación de activos externos– 3589 millones de dólares, muy por debajo de la salida de capitales exhibida en los cuatro trimestres del año pasado, que arrojaron rojos de 6548 millones, 9141 millones, 11.483 millones, y 6983 millones de dólares, respectivamente. Por su parte, los exportadores de granos, a pesar de la sequía y beneficiados por precios internacionales en alza, mantuvieron un ritmo elevado de liquidación de dólares. Según los datos de la Ciara (industria aceitera), que aglutina a un tercio de los exportadores de cereales y oleaginosas, en lo que va del año se liquidaron 8090 millones de dólares, el mayor registro de la serie. El balance del mercado único y libre de cambios (MULC) arrojó durante el trimestre un excedente de 3068 millones de dólares, un 20 por ciento por encima de igual período de 2011, mientras que la entidad que conduce Mercedes Marcó del Pont absorbió 3600 millones. Según adelantó a este diario un colaborador de la funcionaria, en abril el excedente se amplió a 4500 millones de dólares, la mitad de lo estipulado por el BC para todo el año. Por su parte, las compras del organismo en el cuarto mes del año superaron los 1600 millones, acumulando en el cuatrimestre una cifra cercana al record histórico de compras de la autoridad monetaria (5300 millones). Sin embargo, el mes pasado se registró una importante salida de dólares motorizada por compras minoristas, a partir de que se habían relajado los controles de la AFIP para la compra de moneda extranjera.

El enfrentamiento entre el Gobierno y Repsol previo a la expropiación del control societario de YPF estimuló la demanda especulativa por dólares. La AFIP respondió endureciendo los estándares obligados para la validación de las operaciones, una medida que se dilucidó a partir del elevado nivel de rechazos que arrojaba el sistema. Esta semana las operaciones validadas por la AFIP promediaron el 10 por ciento de las consultas. “Los que consultan son, en su mayoría, habituales compradores de dólares”, justificaron desde el ente recaudador. No es una regla establecida, pero los que ya compraron en el año –casi sin importar el monto– son los principales blancos para recibir el cartel de “inconsistente”. La expectativa se centra en la posibilidad de retornar al estado de situación luego de la implementación de los controles de la AFIP (el 29 de octubre último), con los que se redujo en casi un 40 por ciento la fuga de capitales, de 11.483 millones del período preelectoral a los 6983 millones del último trimestre del año.

La rueda de ayer volvió a contar con un limitado volumen de negocios. Se operaron unos 280 millones de dólares. El Central compró 25 millones de dólares y el stock de reservas se ubicó en 47.636 millones de dólares. En el año las reservas crecieron en 1260 millones. Según detallaron desde el Central, la brecha entre las compras en la plaza cambiaria y el aumento de las reservas se explica por el pago de vencimientos de deuda, la baja en los encajes (efectivo mínimo) de los bancos por los depósitos en dólares de sus clientes y la variación en la cotización de las divisas en cartera. También enfrenta pagos por los swaps –intercambio de monedas– que recibió del Banco de Pagos para cubrir la minicorrida cambiaria de la última mitad del año pasado. En el primer trimestre del año, el Banco Central pagó a organismos internacionales y por otros acuerdos bilaterales 13.563 millones de dólares.

Compartir: 

Twitter
 

En las pizarras, el dólar a 4,47. Adentro, seguían las restricciones para poder comprar.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.