ECONOMíA › UN FISCAL DESESTIMó LA DENUNCIA DEL TITULAR DE LA AGN POR SUPUESTA FALTA DE CONTROL EN LOS PUERTOS

“Zona liberada” que no lo era tanto

La denuncia del auditor Leandro Despouy indicaba la existencia de una zona liberada para el tráfico de drogas en terminales portuarias. Un fiscal del fuero penal económico estudió el tema y lo desestimó por falta de fundamentos.

El Ministerio Público Fiscal desestimó realizar una denuncia penal a partir de las afirmaciones vertidas en un informe reciente de la Auditoría General de la Nación (AGN), que cuestionaba los controles en el puerto porteño. El documento de la AGN y su titular, el radical Leandro Despouy, afirmaban que existía “una zona liberada” para el tráfico de drogas en las terminales portuarias de Buenos Aires. Después de recorrer las terminales y solicitar información a los fabricantes de los scanners, el fiscal Emilio Guerberoff constató “la normal prestación y desenvolvimiento del servicio de control aduanero”. El informe preliminar del fiscal difundido ayer descartó la existencia de una “zona liberada” para el narcotráfico. La AGN defendió su documento y recordó que sus afirmaciones están basadas en declaraciones realizadas por funcionarios de Aduana en los puertos.

A mediados de julio la Auditoría publicó un informe sobre los circuitos y procedimientos de Aduana en los puertos de Buenos Aires, Campana y San Lorenzo, para el control de operaciones de exportación entre julio de 2010 y junio de 2011. Además de cuestionar la ausencia de manuales de procedimiento y la falta de controles, el informe afirma que “ninguna de las terminales cuenta con scanners cuyo software permita diferenciar entre elementos orgánicos e inorgánicos, lo cual podría limitar en algunos casos su capacidad para detectar estupefacientes”. Esas conclusiones fueron enfatizadas por Despouy, quien afirmó que existe una “zona liberada” para el narcotráfico en los puertos porteños. “El Estado renunció a ejercer el control del tráfico de drogas”, afirmó el auditor.

Las declaraciones y el informe de 141 páginas de AGN fueron cuestionados por la Aduana y su titular, María Siomara Ayerán, que defendió los controles del organismo. No obstante, el titular de la fiscalía de primera instancia en lo Penal Económico Nº 2 decidió realizar un informe para determinar la necesidad de realizar una denuncia penal. “No existen elementos que posibiliten formular una denuncia penal a efectos de investigar las afirmaciones contenidas en el informe de la AGN y aquellas vertidas públicamente por Despouy”, afirma Guerberoff en un escrito difundido ayer, después de participar de la inspección de cuatro contenedores con el sistema de Inspección Móvil.

En su declaración, el fiscal señala que el “yerro” de la AGN y Despouy sobre la existencia de una supuesta “zona liberada”, “fácilmente podría haber encontrado solución con la sola decisión de interiorizarse acerca del funcionamiento de los scanners instalados en el puerto de Buenos Aires por AFIP y la capacidad de detección de imágenes que puedan resultar sospechosas”. Para eso, explica el fiscal, hubiera sido necesario “un simple requerimiento de informes a la empresa proveedora de tal tecnología” –la china Nuctech– o “consultas de rigor formalizadas a los funcionarios aduaneros que operan el sistema de inspección no intrusivo”.

“Es en este punto donde considero que se ha centrado el yerro cometido al elaborar las conclusiones del Informe de Auditoría que nos ocupa, y las versiones brindadas por Despouy, por cuanto estimo que encuentran basamento en un equivocado concepto de las aptitudes de este control, o quizá más bien en la confusión derivada del desconocimiento de las capacidades de diagnosis que brinda la utilización de un equipo scanner”, precisó Guerberoff. “De esta forma, a través de las inspecciones del fiscal, se refutan las afirmaciones de Despouy”, afirmó AFIP a través de un comunicado publicado en su sitio web Diálogo Fiscal.

En su escrito, el fiscal sostiene, a partir de la información obtenida de la empresa proveedora y los funcionarios de Aduana, que “en la actualidad no existen scanners que detecten exclusivamente sustancias estupefacientes” y que incluso los que “diferencian sustancias orgánicas de las inorgánicas tampoco lo hacen, aunque sí posibilitan una mejor visualización y detalle de las imágenes”. Señaló que, en definitiva, “a través de rayos X no se puede determinar la naturaleza química de sustancias, sino la presencia de imágenes y en su caso su discordancia” con la carga declarada.

Compartir: 

Twitter
 

Los scanners que utiliza la Aduana, según el fiscal Guerberoff, cumplen su cometido.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.