ECONOMIA › LA PRODUCCION CAE 8,8 POR CIENTO EN MARZO

El cemento hace agua

La producción de cemento registró en marzo una baja con respecto al mismo mes del año pasado del 8,8 por ciento, a pesar de que en la comparación contra febrero la suba fue de 10,5 por ciento, informaron ayer las empresas del sector. Además, el empeoramiento de las expectativas empresarias llevó a la entidad a proyectar un retroceso anual muy superior al esperado el mes anterior. Los despachos totales para este año se estiman en 11 millones de toneladas, 9,9 por ciento por debajo de los anotados el año pasado. No sólo los emprendimientos privados están frenados por el encarecimiento de los costos y la incertidumbre económica sino que la obra pública por parte del Estado nacional está paralizada.

En marzo la industria local despachó 893 mil toneladas, lo cual representó un derrumbe de casi el 19 por ciento con respecto a la marca máxima histórica mensual alcanzada por el sector en octubre último, con más de 1,1 millón de toneladas. El consumo interno de cemento demandó 885 mil toneladas en marzo, una merma de 8,5 por ciento frente a marzo del año anterior. Las bajas interanuales en la demanda local del principal insumo de la construcción fueron de 12,1 por ciento en noviembre, de 5,9 en diciembre, de 8 en enero y de 6,6 por ciento en febrero.

La construcción atraviesa una fase de fuerte reducción de la actividad, debido al incremento de costos por la devaluación. En su último informe, el Grupo Construya, que reúne a las empresas proveedoras de materiales, calculó una baja de la actividad en marzo del 9,6 por ciento frente al mismo mes de 2015. “Con respecto a las causas de la caída del nivel de actividad en el sector, es necesario aclarar que se debe a la retracción del sector privado y público derivado de la fuerte contracción del Procrear y de las obras públicas”.

Fuentes del sector explican que desde que asumió el Gobierno de Mauricio Macri los pagos para la obra pública por parte del Estado nacional están paralizados. De hecho, las obras que se terminan son sólo aquellas cuyo grado de avance supera el 80 por ciento, umbral a partir del cual para el empresario es más costoso frenar el emprendimiento y seguir afrontando los costos fijos que pagar de su bolsillo la finalización de la obra.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared