EL MUNDO › SARKOZY BORRO DE UN PLUMAZO CUARENTA Y TRES AñOS DE DISTANCIA CON WASHINGTON

Francia se une como miembro pleno a la OTAN

 Por John Lichfield *

Desde París

Francia abandonó su carácter excepcional de socio informal de la OTAN para volver a ser un miembro pleno. Después de meses de insinuaciones, promesas y negociaciones entre bastidores, el presidente Nicolas Sarkozy anunció ayer que París espera volver a unirse al comando integrado militar de la alianza atlántica el año que viene –terminando con 43 años de distancia autoimpuesta con Washington–. “Llegó el momento para que Francia deje de excluirse de la OTAN”, dijo Sarkozy en una conferencia de defensa de alto nivel en París. Continuar con la política existente, dijo, llegaría a ser una “Línea Maginot del siglo XXI”, ignorando las “verdaderas amenazas a la libertad y a la independencia de Francia y Europa en el mundo moderno”.

La decisión del presidente Charles de Gaulle, en 1966, de retirarse del unificado comando militar –mientras seguía siendo miembro de la alianza– fue un momento decisivo en la historia de la posguerra de Francia. La decisión estableció una tradición francesa de independencia diplomática y militar con Washington que continuó hasta la invasión de Irak en marzo de 2003.

La decisión muy anticipada de Sarkozy, que pone a las fuerzas francesas bajo las órdenes del comandante supremo estadounidense de la alianza, causó el enojo de los políticos franceses tanto de izquierda como de derecha. Aunque aceptan que las circunstancias políticas han cambiado, temen que la membresía plena de la OTAN destruya la influencia de Francia como una voz independiente en los asuntos globales.

Sarkozy dijo ayer que es precisamente lo opuesto. “La incapacidad de Francia para reconocer abiertamente nuestra posición en la alianza siembra sospechas sobre nuestras intenciones. El acercamiento a la OTAN fortalecerá nuestra independencia nacional. Nuestra proclamada pero incompleta independencia, al distanciarnos de la OTAN, precisamente la daña.”

Sarkozy insistió, sin embargo, en que las armas nucleares como elemento de disuación de Francia y el desplazamiento en el exterior permanecerán bajo control nacional. Dijo que hubo un hueco creciente post Guerra Fría entre la retórica francesa sobre la OTAN y la realidad.

Francia ya reclamó una banca en el comité militar de la OTAN. Es uno de los cinco contribuyentes más grande a las operaciones militares de la OTAN, y el cuarto mayor contribuyente al presupuesto operacional de la OTAN. Por lo tanto, operacionalmente, la decisión del presidente puede no cambiar mucho las cosas. Simbólicamente, es otro paso en la cruzada de Sarkozy para confrontar los mitos nacionales y matar las vacas sagradas de la política francesa.

Hubo opiniones conflictivas sobre lo que significaría la medida para los esfuerzos de larga data de los gobiernos franceses para promover una política de defensa de la Unión Europea.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Sarko se hizo aliado pleno.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared