EL MUNDO › INCLUYE PARCIALMENTE LA DEMANDA DE LOS MAPUCHES

Un cambio a la ley antiterrorista

El Congreso chileno aprobó ayer tras una complicada discusión legislativa una modificación que limita la aplicación de la ley antiterrorista y que acoge parcialmente las demandas de los 34 presos mapuches que mantienen una huelga de hambre. La iniciativa legal fue aprobada por la Cámara de Diputados en último trámite por 81 votos a favor, 9 en contra y 10 abstenciones, después de su paso por una comisión mixta que zanjó sus diferencias con el Senado.

La modificación fue impulsada por el presidente Sebastián Piñera, en un intento por desactivar una huelga de hambre de 34 indígenas, la mayor etnia del país, a la que en los últimos días se sumaron tres ayunantes. Los indígenas, procesados bajo la severa normativa –que triplica las penas respecto de los delitos comunes–, piden la abolición de la ley para deponer la huelga que ya lleva 81 días.

Entre las modificaciones aprobadas destaca la prohibición de aplicar la ley a menores de 18 años y una reducción de las penas por el delito de incendio, por el cual están acusados la mayoría de los mapuches tras el ataque a predios que consideran suyos por derechos ancestrales. Se cambió también la definición de delito terrorista, por lo que ahora deberá demostrarse la intención de causar terror; en tanto aumentaron las penas al financiamiento del terrorismo. También se garantizó que la defensa de los acusados pueda contrainterrogar a los testigos protegidos, aunque se mantienen los “testigos sin rostro”, una figura que ha sido crucial para el encausamiento de los indígenas, que acusan montajes de parte de las autoridades. Al no acoger por completo sus demandas, los indígenas consideraron insuficiente la modificación.

Por otra parte, el gobierno chileno recibió ayer a una delegación de familiares de los presos mapuches en huelga de hambre. La comitiva, recibida por el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, busca facilitar una salida a la crisis, en medio del temor de que fallezcan algunos de los 37 mapuches en huelga.

La crisis, que motivó llamados de Naciones Unidas ante el tema, volvió ayer a generar protestas de indígenas y estudiantes en el sur y en la capital del país, Santiago. Universidades tomadas, marchas y multiplicación de foros por Internet enmarcan esta fase final del conflicto, que podría zanjarse si el Congreso termina de aprobar los cambios legales pedidos. Las protestas más numerosas se realizaron en Temuco, capital de la Araucania, donde los manifestantes cortaron los principales accesos a la ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.