EL MUNDO › CONDENAN POR HOMICIDIO EN CHILE A OTROS DOS DE LA COLONIA DIGNIDAD

Los nazis que asesinaron a otro nazi

La Corte Suprema condenó a dos miembros de la antigua colonia que funcionó durante la dictadura. El jefe del centro nazi, Paul Schaefer, un ex SS que vivía en Chile, era el principal acusado, pero ya murió en prisión.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

El jefe de la Colonia Dignidad, Paul Schaefer, había sido condenado también por abuso de niños.
Imagen: AFP.

De a poco, Chile comienza a dejar atrás la vorágine ocasionada por el rescate de los mineros y sus posteriores homenajes, volviendo la agenda a su cauce normal. En este escenario, ayer la Corte Suprema condenó a dos ex integrantes de Colonia Dignidad por su responsabilidad en el homicidio del ex miembro de Patria y Libertad y ex agente de la DINA, Miguel Becerra Hidalgo, quien murió envenenado al interior del enclave alemán, en julio de 1974.

Los culpados son Kurt Schnellenkamp Nelaismischkies y Rudolf Cöllen Franzkowsky, quienes fueron condenados a 541 días de presidio remitido por su responsabilidad como encubridores de homicidio.

El fallo, que fue dividido, fue adoptado por la Segunda Sala del máximo tribunal, con el voto a favor de los ministros Jaime Rodríguez, Hugo Dolmestch y Carlos Künsemüller, mientras que votaron en contra Nibaldo Segura y Rubén Ballesteros, los cuales se acogieron a la figura de la prescripción de la acción penal.

En 2008, y por esta misma causa, la Corte de Apelaciones de Santiago había sentenciado a siete años de presidio al ex jerarca del enclave, el ciudadano alemán Paul Schaefer, en calidad de autor de homicidio calificado. No obstante, debido a su muerte en medio del proceso el año pasado, que estaba siendo tramitado en la Corte Suprema, el tribunal no se pronunció sobre su caso.

Becerra murió entre el 26 y 29 de julio de 1974 por envenenamiento al interior de Colonia Dignidad dentro de su vehículo particular. Según estableció el ministro Jorge Zepeda, luego de esto habría sido trasladado al sector de Longaví para ocultar que el crimen se cometió en la entonces colonia germana liderada por Paul Schaefer.

En el plano civil se rechazó la demanda indemnizatoria en contra de los condenados, ya que se acogió a la figura de incompetencia por parte del tribunal. Esta decisión contó con el voto en contra de los magistrados Dolmestch y Künsemüller, quienes estaban por fijar una suma indemnizatoria por el daño moral ocasionado tras este homicidio.

Paul Schaefer falleció mientras cumplía varias condenas por tráfico de armas, asociación ilícita, abuso sexual, violación de niños y delitos contra los derechos humanos, desde el año 2005 en la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) de Santiago. Nació el 4 de diciembre de 1921 en Sieburg, perteneció a las Juventudes Hitlerianas y sirvió como enfermero en la Segunda Guerra Mundial, alcanzando el grado de suboficial.

Tras la guerra creó un Hogar Evangélico para niños, pero en 1959 huyó de Alemania debido a denuncias de abusos sexuales, llegando dos años después a Chile, donde se lo autorizó a fundar la Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad cerca de la ciudad de Parral, a 400 kilómetros de Santiago. El lugar llamado Villa Baviera por sus moradores se transformó en un enclave hermético, dotado de escuela, hospital y cementerio cerrado por alambradas y guardias al margen de la ley.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), el lugar fue utilizado como campo de concentración y torturas por la policía secreta, cuyo jefe, Manuel Contreras, era amigo del jerarca.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.