EL MUNDO › YA SE VEN LOS EXTRANJEROS EN EL ESTE DE LIBIA

Espías y ayuda humanitaria

 Por Kim Sengupta y
David Randall

Desde Ajdabiya y Londres

Las primeras señales discernibles de la presencia de la coalición se detectaron ayer en Libia. En varios lugares cercanos a Benghazi aparecieron signos palpables de que la “asistencia” occidental había llegado. En Benghazi, la capital rebelde, se hicieron evidentes los espías militares y diplomáticos de los Estados Unidos y de Europa, a los que generalmente se los denomina expertos o asesores. En las afueras de la ciudad había un grupo de hombres que hablaban con acento inglés y escocés. Iban en tres autos hacia el frente. Dijeron que estaban realizando trabajos de ingeniería. Si ellos ya están allí, ¿cuán lejos pueden estar los entrenadores militares?

Mientras tanto, sigue siendo ensordecedor el silencio de las autoridades británicas respecto del interrogatorio del ex canciller Moussa Kousa. No salieron a decir que las conversaciones del ex jefe de la diplomacia de Muammar Khadafi con los investigadores no llevaron a ningún lado. No se puede saber si se están ultimando delicadas negociaciones o si el interrogatorio está aportando menos de lo que se esperaba. Las fuentes gubernamentales no quisieron especular al respecto. El secretario de Defensa Liam Fox apareció en televisión y radio para decir que estaba seguro de que había divisiones en el régimen de Khadafi y que sus miembros iban a reconocer que ya no tenía más legitimidad. Cuando se le preguntó por el trato que recibió Kousa y si había sido interrogado por la bomba de Lockerbie en 1988, respondió: “No vamos a discutir eso”.

En el frente humanitario ayer hubo algunos avances. Ucrania anunció que enviará un barco para evacuar a 600 ucranianos, estadounidenses, británicos y otros extranjeros que quieran abandonar Libia. El Reino Unido dijo que suministrará refugios de emergencia para 10 mil personas que debieron dejar sus hogares. Unas 2100 carpas están siendo llevadas desde depósitos británicos en Dubai y serán distribuidas por la Media Luna Roja en Libia. La ayuda se concentrará en Ajdabiya, en el nordeste del país.

El secretario de Desarrollo Internacional, Andrew Mitchell, dijo: “Mientras continúen los combates en Libia, debemos asegurarnos de que los más vulnerables reciban la protección que necesitan. Eso involucra refugio para los que fueron arrancados de sus hogares”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.