DEPORTES

Cincuenta deportistas y una flor

 Por Pablo Vignone

Cincuenta y un deportistas tuvo la delegación argentina que finalmente participó de los Juegos Olímpicos de Berlín, y que por primera vez incluía a una mujer, Jeannette Campbell, la nadadora del Belgrano Athletic que ganó la medalla de plata en los 100 metros estilo libre. En una entrevista con Página/12 en 1989, Campbell contó su encuentro con Hermann Goering, el máximo jerarca nazi después de Hitler. “Me pareció muy simpático, muy dado. El hecho de que viniera a hablar con los que nos estábamos preparando me llenó de emoción (...) Cuando Hitler pasaba la gente corría para verlo y nosotros corríamos atrás. Alemania estaba en su apogeo y para nosotros resultó todo perfecto”. Campbell, que murió en 2003, fue la única mujer en aquella delegación. “Mi orgullo es ése.”

En el medallero de esos Juegos, la Argentina se clasificó en el puesto 16 (sobre 49 países participantes), con siete medallas: dos de oro, dos de plata y tres de bronce. Una de las distinciones doradas la conquistó el pluma Oscar Casanovas, que tenía 22 años cuando venció al sudafricano Charles Catterall, campeón del Imperio Británico, aplicándole una combinación de ganchos. Por supuesto que fue el boxeo el deporte en el que más se destacó la Argentina (tal como sucedería hasta México 1968), ya que además del oro de Casanovas, los púgiles se trajeron otras tres de las siete medallas: el pesado Guillermo Lovell ganó una de plata, mientras que el mediano Raúl Villarreal y el mediopesado Francisco Resiglione conquistaron un bronce cada uno. En la tabla individual del boxeo en los Juegos, la Argentina terminó tercera, detrás de Alemania y Francia.

La restante medalla de oro fue para el equipo de polo, formado por Manuel Andrada (7), Roberto Cavanagh (6), Luis Duggan (6) y Andrés Gazzotti (8). Cavanagh admitió más tarde haber adoptado el saludo nazi para ser mejor atendido en Berlín. Cuando la Selección Argentina de fútbol ganó la medalla de oro en Beijing 2008 se consignó a Javier Mascherano como el segundo deportista argentino en ganar dos medallas de oro en la historia de los Juegos, se citaba el caso del polista Juan Nelson como el primero. Pero Nelson, que ganó su primer oro en 1924, fue suplente en este equipo de Berlín 1936, sin jugar ninguno de los dos encuentros que implicó la conquista: el cuarteto argentino venció sucesivamente 15-5 a México y 11-0 a Gran Bretaña en la final, el último partido de polo disputado en la historia de los Juegos.

La última medalla argentina la alcanzó la dupla de remo sin timonel integrada por Julio Curatella y Horacio Podestá. La delegación logró también siete puestos premiados, entre ellos tres cuartos lugares.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.