EL MUNDO › OBAMA DESTACó LA ALIANZA CON EL REINO UNIDO

Socios inseparables

El presidente norteamericano rechazó la idea de que el ascenso de las naciones como China, India o Brasil suponga automáticamente un declive de su influencia occidental.

Desde el Parlamento británico, el mensaje de Barack Obama fue directo: “El tiempo de nuestro liderazgo es ahora. Aun cuando más naciones asumen las responsabilidades de liderazgo global, nuestra alianza seguirá siendo indispensable”, esbozó un poco para los legisladores ingleses y otro para el resto del mundo. Así, el mandatario rechazó la idea de que el ascenso de las naciones emergentes como China, India o Brasil suponga automáticamente un declive de la influencia occidental.

“Quizá se argumenta que esas naciones representan el futuro y que el momento de nuestro liderazgo ha pasado. Pero ese argumento es falso”, remarcó Obama ante líderes civiles, diputados de alto perfil y personalidades de la jerarquía eclesiástica y política de Gran Bretaña. “Los éxitos y fracasos de nuestro propio pasado pueden servir como ejemplo para economías emergentes: que es posible crecer sin contaminar, que la prosperidad a largo plazo no proviene de lo que una nación consume, sino de lo que produce y de las inversiones que se hagan en su gente y en infraestructura”, señaló.

Entusiasmado por ser el primer presidente estadounidense en hablar en el Westminster Hall, la parte más antigua del palacio legislativo inglés, Obama narró una historia en la que se unen los hechos más destacados de ambos países. Recordó que ambos sostuvieron una guerra y estimó que la relación de ambos países evolucionó en una fuerza global indispensable para el crecimiento económico, la seguridad, la democracia y la paz. “El camino no ha sido perfecto, pero a través de las luchas de esclavos e inmigrantes, de mujeres y de minorías étnicas, de antiguas colonias y de religiones perseguidas, hemos aprendido mejor que la mayoría, que el anhelo de libertad y dignidad humanos no es inglés, ni estadounidense, ni occidental... es universal”, exclamó el mandatario.

“Estados Unidos y Reino Unido se fueron de Irak, acabaron con los talibán en Afganistán y dieron un duro golpe a la red Al Qaida con la muerte de Osama bin Laden. Hoy, tras una década difícil que comenzó con guerra y terminó con recesión, nuestras naciones han llegado a un momento crucial una vez más. Una economía mundial que estuvo al borde de la depresión es ahora estable y se está recuperando.”

Obama recibió una ovación de pie por su defensa de la alianza entre Estados Unidos y Reino Unido, la cual, dijo, será una fuerza definitiva en el futuro. “Como dos de las naciones más poderosas en la historia, siempre debemos recordar que la verdadera fuente de nuestra influencia no ha sido el tamaño de nuestra economía, el alcance nuestro ejército o las tierras que hemos reclamado”, afirmó.

El discurso tuvo lugar luego de un encuentro entre Obama y el primer ministro británico, David Cameron; una especie de cumbre bilateral en la que repasaron asuntos bélicos que competen a ambos, como la guerra de Afganistán o la misión de la OTAN en Libia, entre otros temas. Los mandatarios prometieron en conferencia de prensa una presión militar sin pausa sobre las fuerzas del gobierno libio y predijeron que el líder Muammar Khadafi se verá forzado a renunciar si la OTAN mantiene sus ataques.

“No habrá ninguna disminución en la presión que estamos aplicando. Creo que (...) mientras sostengamos el curso en el que estamos, (Khadafi) renunciará”, recalcó el mandatario estadounidense. “En última instancia, éste va a ser un proceso lento, continuo, en el que vamos a ser capaces de desgastar a las fuerzas del régimen libio”, prometió. En ese sentido, rechazó poner un plazo final a la participación de Estados Unidos en la campaña de ataques contra el gobierno de Khadafi que dirige la OTAN.

Cameron coincidió con su huésped y añadió que se necesitan “paciencia y persistencia” para forzar la renunciar de Khadafi y poner fin al conflicto de ya más de tres meses entre gobierno y rebeldes libios. Obama tenía previsto concluir su jornada con una cena en honor de la reina Isabel II, en correspondencia a la cena de Estado que ella le ofreció el martes.

Compartir: 

Twitter
 

Obama fue ovacionado de pie por su defensa de la alianza con los británicos.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.