EL PAíS › MAURICIO MACRI QUIERE VOLVER A JUNTAR AL PERONISMO DISIDENTE

Todo por conseguir candidato

Fuera de la carrera presidencial, el jefe de Gobierno busca alternativas para octubre. Además de renovar sus contactos con Eduardo Duhalde, mandó a sus operadores a hablar con los Rodríguez Saá y Felipe Solá. Una opción es que todos confluyan en las primarias de agosto.

 Por Werner Pertot

De café en café, de llamada en llamada, de rosca en rosca, el PRO intenta no quedarse sin candidatura nacional. Para esto, Mauricio Macri bajó su objetivo de unir a toda la oposición a uno más modesto: juntar al peronismo disidente. Para esto, los dirigentes que designó al frente de la mesa de negociaciones vienen cruzando contactos. Macri dialogó por teléfono con Duhalde a comienzos de esta semana, almorzó con Ramón Puerta –quien está colaborando con este armado– mientras que su jefe de bloque, Federico Pinedo, intercambió llamados con Felipe Solá y con Adolfo Rodríguez Saá. Con este último se juntó la semana pasada. Hoy el gurú macrista Jaime Durán Barba tiene previsto cenar con Miguel Angel Toma. En el menú sigue la chance de que confluyan en las primarias.

A Pinedo le toca remar en dulce de leche: su misión es convencer a los Rodríguez Saá de que vuelvan a pensar en un espacio conjunto con Duhalde luego de que la interna del peronismo dejara el acuerdo en pequeños pedacitos. El jefe del bloque PRO se juntó con Adolfo Rodríguez Saá a fines de la semana pasada para discutir alternativas. El hermano Alberto, por ahora, no participa de las negociaciones. Con el Adolfo hay una buena relación, lo que no garantiza un acuerdo. “Adiós, presidente”, se despidió Pinedo, que mantiene la tradición estadounidense de decirles presidente a los ex presidentes, incluso a los interinos. Ayer volvieron a hablar: los puntanos se mantienen firmes en su decisión de presentarse por separado, pero los macristas creen ver alguna luz de esperanza.

“Estamos trabajando para tener una alternativa electoral importante, a ver si podemos hacer una propuesta conjunta con todo el peronismo no kirchnerista”, sostuvo Pinedo. “No descarto que vayamos a una interna con Duhalde, incluido Rodríguez Saá. La interna es un mecanismo razonable y obligatorio pero tampoco es la meta excluyente”, estimó el dirigente macrista. Por su parte, el macrista Humberto Schiavoni estimó que la definición del acuerdo podría estar la semana próxima.

Solá fue el primero en responder al llamado PRO cuando todavía el jefe de Gobierno no se había bajado, pero quería unir a toda la oposición. También fue el que más rápido se juntó con los macristas una vez que Macri desistió de su candidatura presidencial: el líder de PRO lo anunció un sábado y el martes siguiente el ex gobernador ya estaba sentado a la mesa con Pinedo. Las negociaciones siguen, con la idea de que pueda integrar una fórmula con Michetti. “Esperemos que honren el orden de prioridades del peronismo: primero la patria, después el movimiento y por último el hombre”, sostenía uno de los negociadores macristas, a quien no le seduce que sea Duhalde el que conduzca el espacio. Otra opción que analizan en la mesa ejecutiva del PRO es una fórmula propia Pinedo-Michetti. La peor alternativa, que no descartan, es ir con lista de diputados y sin candidato a presidente.

“Entre tantas alternativas está la de ir con un candidato propio, pero no hay ninguna definición”, aseguró Macri, quien reiteró que sus dirigentes están “construyendo con distintos sectores una alternativa para octubre, para ver en cuál el PRO puede hacer soporte”. Luego de plantearse como el telonero de un candidato peronista, Macri insistió con que “el ciclo del kirchnerismo está terminado”. No dio pistas de por qué desistió, entonces, de su candidatura.

Macri volvió a conversar por teléfono con Duhalde y después se juntó a almorzar con su amigo Ramón Puerta. El misionero, que funciona como una especie de conductor universal entre todos los peronistas disidentes, también está intentando que se cumpla la nueva aspiración del jefe de Gobierno: reunir a los peronistas disidentes en una sola candidatura en octubre. Para esto deberían inscribirse como una alianza el 15 de junio y presentar fórmulas para la interna del 14 de agosto.

Los duhaldistas son escépticos con esta posibilidad. Creen que los Rodríguez Saá –con los que Duhalde se peleó tras el papelón de la interna fallida– seguirán con su idea de presentarse por afuera, no importa qué ocurra. También imaginan que Solá seguirá ese camino. “A Felipe lo único que le importa es salir en televisión”, se quejaban en el entorno de Duhalde, dando a entender que todavía hay interna para rato.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri aprovechó el 25 de Mayo para mostrarse con María Eugenia Vidal y Sergio Bergman.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.