EL PAIS › LAS DIFERENCIAS DE SOCIALISTAS Y RADICALES CON RESPECTO A DE NARVAEZ

El último intento para no romper

Binner reiteró su rechazo a integrar un acuerdo con el Colorado, como pretende Alfonsín. Un operador del socialista informó que entre hoy y mañana habrá una reunión formal con la UCR para hacer “todos los esfuerzos necesarios para llegar a un acuerdo”.

 Por Sebastian Abrevaya

El feriado del 25 de Mayo sirvió para dejar en suspenso la ruptura del delgado hilo que todavía une al radicalismo y el socialismo. El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, reiteró ayer su rechazo a un acuerdo con el disidente Francisco de Narváez, mientras que el diputado Ricardo Alfonsín ratificó que si bien el frente nacional debe tener “visiones homogéneas”, “en las provincias o en los municipios se pueden dar alianzas distintas”. Juan Carlos Zabalza, el operador político más importante del gobernador socialista, le adelantó a Página/12 que “entre jueves y viernes” (hoy y mañana) habrá una reunión formal con la conducción de la UCR en la que van a hacer “todos los esfuerzos necesarios para llegar a un acuerdo bilateral”. A su vez, la líder del GEN, Margarita Stolbizer, reconoció que “se aleja” la posibilidad de un acuerdo y que cada partido se encamina a construir por su lado. La UCR con De Narváez y, por el otro lado, el socialismo con el GEN, el partido de Luis Juez en Córdoba, Proyecto Sur en Capital y Unidad Popular de Víctor De Gennaro.

La victoria del candidato del gobernador Binner en las primarias de Santa Fe desencadenó este escenario. El mandatario, al día siguiente del triunfo de Antonio Bonfatti salió públicamente a marcar distancia de De Narváez. En una entrevista con este diario dejó terminantemente claro que no hay posibilidades de incluir al peronista disidente en un acuerdo, tanto a nivel nacional, como distrital. “Para nosotros es un límite. Eso que quede claro”, señaló Binner.

Los radicales leyeron eso en los diarios y se enfurecieron con los socialistas. “Ellos nos dijeron una cosa en privado y después en público dicen otra”, se indignó un importante dirigente del alfonsinismo. Según los radicales, Binner les había pedido que convencieran a Stolbizer y que la situación se circunscribiera únicamente a la provincia de Buenos Aires. Consideraron que, en realidad, los socialistas patearon la pelota para que el tema no les generara conflictos en las elecciones primarias de Santa Fe. “Ya no estamos atados a una fórmula de Alfonsín con un socialista”, sentenció el senador Gerardo Morales.

Alfonsín también se enojó por el “destrato” socialista y los intimó en público a decidirse. “El socialismo debe definir si somos prioridad”, alertó el hijo del ex presidente y añadió: “No hay enemistad con ellos. Creo que finalmente van a actuar como nos dijeron”.

Ayer, en declaraciones posteriores al acto por el 25 de Mayo en Santa Fe, Binner se limitó a repetir su rechazo a una alianza con Mauricio Macri o con De Narváez. “Para eso mejor que sigan los que están, si bien no son lo mismo”, sostuvo. En paralelo, el Partido Socialista inició el lento camino de los debates orgánicos, lejos de los tiempos y las actitudes que esperaban en el Comité Nacional de la UCR. Se convocó para el sábado a una Comisión de Acción Política que analizará la estrategia electoral y para el 11 de junio al congreso que tomará formalmente una resolución.

“No tenemos ninguna duda en iniciar un frente progresista con la UCR y el GEN y en hacer una convocatoria a otras fuerzas progresistas. Esto último es nuestra diferencia con el radicalismo”, explicitó ayer Zabalza. Se trata de la convocatoria a Fernando “Pino” Solanas, Víctor De Gennaro y Luis Juez, que sistemáticamente han rechazado cualquier entendimiento con el radicalismo. El senador santafesino está encargado de gestionar el encuentro con la cúpula partidaria de la UCR. Los hombres del alfonsinismo decidieron no atender los llamados socialistas y habilitarles solamente los canales institucionales.

“Lo lógico hubiera sido que Binner se tomara un avión y le hubiera dicho personalmente a Ricardo: mirá, lo del radicalismo y el socialismo ya está, lo anunciamos. Pero lo de De Narváez no lo puedo aceptar. Además, me gustaría sumar a tal y tal ¿cómo hacemos?”, relata uno de los negociadores radicales.

El otro eje de conflicto es la actitud de Binner con Juez, De Gennaro y Solanas. La UCR se queja de que en su intento por acercarlos a un frente común, Binner viene privilegiando su construcción con ellos por encima de la sociedad con el radicalismo. “En Córdoba, Santa Fe y Capital está todo mal. Y no-sotros nos tenemos que comer el costo político porque los estamos esperando a ellos”, se quejaron desde la UCR. Los más optimistas de un lado y del otro sostienen que todavía hay esperanzas. Las próximas horas serán decisivas.

Compartir: 

Twitter
 

Alfonsín estuvo en Mar del Plata y ratificó su idea de deslindar el acuerdo nacional del bonaerense.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.