EL MUNDO › ITALIA AMENAZO CON IR A LA HAYA Y BOICOTEAR EL MUNDIAL

Liberan a Battisti en Brasil

La máxima corte brasileña decidió ayer negar la extradición del ex líder revolucionario, condenado por cuatro asesinatos en Italia. El tribunal ratificó una decisión de la presidencia de Lula. El canciller de Berlusconi, indignado.

Battisti al ser detenido en el 2007 en el aeropuerto de Río de Janeiro.
Imagen: AFP.

La Justicia de Brasil decidió excarcelar anoche al ex líder revolucionario Cesare Battisti, buscado intensamente por el gobierno de Italia. La administración de Silvio Berlusconi se mostró indignada, ya que la Corte Suprema de ese país lo condenó a cuatro cadenas perpetuas en 1993 por haber cometido cuatro asesinatos durante la década del setenta. Por esa época, Battisti militaba en el partido de extrema izquierda Proletarios Armados por el Comunismo (PAC) y promovía una revolución armada obrera en Italia. En una escalada de tensiones entre Brasil e Italia por este caso, un funcionario de Italia llamó a boicotear el Mundial 2014 de Brasil.

“La decisión de excarcelar a Battisti no toma en consideración la expectativa legítima de que se haga justicia, en particular para las familias de las víctimas de Battisti”, sentenció consternado el premier Silvio Berlusconi. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, comentó ayer que la decisión de la Corte Suprema de negar la extradición de Cesare Battisti a Italia es indiscutible. “La presidenta fue informada sobre la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF) y sobre declaraciones de altos funcionarios italianos. Y Rousseff apenas comentó que una decisión del STF se acata, no se discute”, declaró a la prensa una vocera presidencial.

La máxima corte brasileña decidió ayer negar la extradición de Battisti a Italia por seis votos contra tres, respaldando una determinación adoptada el 31 de diciembre por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. El canciller de Italia, Franco Frattini, lamentó ayer en un comunicado oficial la decisión del STF de Brasil de excarcelar a Battisti y rechazar su extradición. El ministro dijo que su país piensa llevar el caso ante las instituciones multilaterales competentes y en particular la Corte Internacional de Justicia de La Haya. “Apoyaré plenamente todo paso que Italia quiera dar utilizando las instancias jurisdiccionales competentes para asegurar el pleno respeto de las convenciones internacionales”, expresó el presidente italiano, Giorgio Napolitano.

La excarcelación de Battisti ayer generó una insólita reacción por parte del ministro de Simplificación Legislativa, Roberto Calderoli, quien pidió que Italia boicotee al Mundial 2014 de Brasil. “Boicoteemos el Mundial de Fútbol de 2014. Es una señal que enviamos a Brasil por el caso Ba-ttisti”, dijo Calderoli. La declaración llevó al Comité Ejecutivo de la FIFA a informar que, de realizarse dichas acciones, se aplicarán las eventuales sanciones correspondientes a Italia.

Preso en una cárcel de Brasilia desde 2007, Battisti pasó su primera noche en libertad en el Hotel Manhattan de la zona central de la capital brasileña. A la medianoche del miércoles, el ex militante armado dejó la cárcel de máxima seguridad de Papuda, en la periferia de Brasilia, a bordo de un vehículo negro y acompañado por sus abogados. A la salida, decenas de manifestantes aguardaban su salida con carteles que decían en italiano “Liberen a Battisti”.

Battisti, de 56 años, pasó a la militancia luego de haber estado en la cárcel por delitos comunes y adhirió al PAC, un grupo de menor relevancia en los llamados anni di piombo en Italia. Battisti se encuentra en el exilio desde la década del ’70. Primero pasó por México y luego por Francia, donde se instaló definitivamente en 1990 gracias al apoyo del entonces presidente socialista François Mitterrand. Pero el gobierno cambió y caducaron los pactos, por lo que Battisti debió regresar a la clandestinidad en 2004 y escapó hacia Río de Janeiro, donde tres años más tarde fue apresado, hasta ayer.

En Francia contó con el apoyo de pensadores de la talla de Bernard-Henri Levy y Fred Vargas. En América latina, y especialmente en Brasil, también encontró apoyo entre los intelectuales, además del Partido de los Trabajadores de Lula y Rousseff. Battisti había dicho que no volvería vivo a Italia ya que allí le aguardaba un juicio imparcial, por lo que prefería cometer suicidio. “En las próximas horas, haremos una petición formal al Servicio Nacional de Inmigración para que tramite un visado permanente, algo que de forma implícita permite la decisión del presidente de la República de no extraditarlo a Italia. Eso quiere decir que puede permanecer en Brasil”, afirmó triunfante ayer su abogado, Luis Sergio Barroso.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.