EL MUNDO › URUGUAY

Cuando tenga la tierra

El presidente uruguayo José Mujica defendió ayer su idea de gravar con más impuestos las grandes propiedades rurales, un proyecto resistido por su vicepresidente y que ha generado divisiones en la coalición gobernante de izquierda. Mujica, ex guerrillero que asumió en 2010 el segundo gobierno de izquierda en la historia del país, dijo que se opone “al castigo tributario a la clase productora rural, pero hay un sector muy fuerte, unas 1200 empresas, que se han favorecido enormemente por la suba del valor de la tierra, y a ésas les pedimos una manito. Algunas trabajan bien, y la propuesta que hacemos la pagan a la risa, y otras no trabajan tan bien, pero tienen muchísima tierra. Si son especuladores les va a doler y entonces tendrán que producir”, dijo el mandatario. A la misma hora que el mandatario hablaba en su audición radial, el vicepresidente Danilo Astori indicaba en radio El Espectador que el impuesto propuesto por Mujica puede producir el efecto contrario en los productores y no terminará con la concentración de la tierra. En su audición radial semanal Habla el presidente, Mujica sostuvo que el impuesto está dirigido a quien hace diez años compró algo por 300 dólares y ahora vale 3000 dólares. “A ese señor le estamos pidiendo: loco, dame una manito. Una manito para mejorar las vías de comunicación en el interior; para que esos fondos se distribuyan”, afirmó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.