EL MUNDO › PIDIO REFORMAS URGENTES, MIENTRAS MOSCU DEFENDIO A ASSAD

El Papa se metió con Siria

A pesar de pedir cambios, Benedicto XVI consideró a Siria como un ejemplo tradicional de tolerancia religiosa. Rusia, con derecho a veto en el Consejo de la ONU, dijo que no apoyará sanciones a Siria. Brasil también mostró sus reservas.

El papa Benedicto XVI pidió ayer reformas urgentes y el fin de la violencia en Siria. Por su parte, el gobierno de Rusia dijo que rechazará cualquier sanción impuesta a Siria ya que no considera que las revueltas contra Bashir al Assad constituyan una amenaza para el mundo.

“Los eventos de los últimos meses en varios países mediterráneos, como Siria, manifiestan un deseo de un futuro mejor y la urgencia de reformas políticas, económicas y sociales”, dijo el Papa a embajadores ante el Vaticano, entre ellos el de Siria. “Existe la esperanza de que se logre el cambio evitando la intolerancia, la discriminación, el conflicto y la violencia”, agregó el Pontífice ante el nuevo representante sirio, Hussan Edin Aala, durante la ceremonia de presentación de sus credenciales.

Benedicto XVI consideró a Siria como un ejemplo tradicional de tolerancia religiosa, debido a los diferentes grupos religiosos que viven en el país, y destacó el papel desempeñado por los cristianos en la construcción de una sociedad pacífica para todos. El nuevo embajador sirio presentó sus credenciales al Pontífice junto con sus homólogos de Moldavia, Guinea Ecuatorial, Belice, Ghana y Nueva Zelanda.

Grupos defensores de los derechos humanos dicen que más de 1300 personas murieron por la represión de las protestas, lanzada por el gobierno de Al Assad. Esa represión motivó un pedido ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que tomara la resolución de aplicar sanciones contra la cúpula dirigente de Siria.

Rusia, país con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, dijo ayer que no apoyará esa moción, al tiempo que Brasil también mostró sus reservas sobre la iniciativa. El Reino Unido y Francia presentaron ante el Consejo de Seguridad una resolución para condenar la violencia contra civiles. “Rusia se opone a cualquier resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria”, dijo Alexander Lukachevich, portavoz de la Cancillería rusa.

Estados Unidos, con derecho a veto al igual que el Reino Unido y Francia, apoyó la iniciativa. Bastaría un veto de Rusia o China –otro país tradicionalmente renuente a adoptar medidas que considere intromisión en asuntos internos de un país– para que la propuesta no prospere. “Una resolución podría agravar aún más la tensa situación en el país”, agregó el portavoz ruso, y estimó que la crisis que se vive en Siria no supone ninguna amenaza para la paz ni la seguridad internacional. En el borrador del texto, que el Consejo analiza desde ayer, se condena la actuación de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes, además de exigirse a Damasco que deponga la violencia y permita la llegada de ayuda humanitaria.

La resolución no contempla la opción de una intervención militar extranjera en Siria similar a la autorizada por la ONU para Libia, donde el líder Khadafi enfrenta una rebelión armada apoyada por ataques aéreos de la OTAN. En tanto, ayer, la ciudad norteña de Jisr al Shugour quedó prácticamente vacía por el éxodo de habitantes a través de los 20 kilómetros de olivares y de campo raso que la separan de la frontera con Turquía, en una fuga cuyo objetivo es alejarse de las fuerzas militares que asedian la localidad.

El gobierno turco, que abrió los pasos limítrofes con Siria, dijo que más de 2000 personas cruzaron hacia la zona de Guvecci en las últimas 24 horas para alojarse en campamentos levantados cerca de la frontera o en la casa de familiares turcos, con lo que ya son más de 2400 los refugiados sirios llegados esta semana. Un hombre que permaneció en Jisr al Shugour, dijo que la ciudad quedó casi sin gente, y que pobladores de localidades vecinas afirman que cientos de soldados, 27 tanques y 50 vehículos blindados se encuentran desplegados en el terreno. El llamamiento del Papa llega luego de doce semanas de una revuelta popular en Siria contra el presidente Bashir al Assad.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen de soldados sirios golpeando a prisioneros difundida a través de Internet.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.