EL MUNDO › TRAS LA RENDICION DE LOS REBELDES EN SLAVIANSK

Duros combates en Donetsk y Lugansk

Las fuerzas ucranianas redoblaron la ofensiva contra los milicianos de la ciudad de Lugansk, en el este de Ucrania, a pesar de que la comunidad internacional solicitó un alto el fuego para investigar el presunto derribo del avión malayo en el este de Ucrania. El ministro de Defensa ucraniano, Valeri Gueletei, informó el viernes por la noche al presidente del país, Petro Poro-shenko, de la toma del sureste de la rebelde ciudad, capital de la región homónima donde ayer murieron unos 20 civiles.

Los milicianos de la República Popular de Lugansk, declarada independiente del resto de Ucrania por sus líderes, desmintieron a Kiev y aseguraron a medios rusos que los combates continúan en las afueras de la ciudad, en las localidades Metallist y Stanichnaya. El centro de prensa de las fuerzas ucranianas también informó del desbloqueo del aeropuerto internacional de Lugansk, rodeado hasta ahora por los separatistas a pesar de que el propio recinto acoge a numerosos efectivos del ejército ucraniano prácticamente desde el inicio del conflicto armado a comienzos del pasado mayo.

Más de 40 civiles murieron en las últimos días en la ciudad de Lugansk bajo fuego de artillería del que se acusan las fuerzas gubernamentales y los sublevados que combaten desde hace semanas en los alrededores de la urbe. Los combates también continuaron en los accesos de la ciudad de Donetsk, donde vive casi un millón de habitantes, convertida al igual que Lugansk en bastión de la rebelión separatista.

Tras la rendición a las fuerzas ucranianas de Slaviansk, símbolo de la sublevación y escenario de los combates más encarnizados durante dos meses, Kiev prometió rodear y aislar las dos capitales orientales para obligar a los separatistas a deponer las armas. Los milicianos advirtieron ayer que “las fuerzas ucranianas concentran tropas y técnica militar en el acceso occidental de Donetsk”.

Ambos bandos reconocieron duros combates la madrugada de ayer junto a la ciudad de Severodonetsk, en la vecina región de Lugansk, un punto estratégico cuya toma cubriría las espaldas al ejército ucraniano en una hipotética ofensiva sobre Donetsk desde el norte, donde Kiev ya controla un amplio territorio en la zona de Slaviansk y sus alrededores. Mientras, a muy pocas decenas de kilómetros de los combates, los servicios de emergencia ucranianos continuaban con las labores de rescate en la zona donde hace dos días cayó el Boeing 777 malayo con 295 pasajeros a bordo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.