EL MUNDO › AL MENOS 47 PALESTINOS MURIERON AYER EN LOS BOMBARDEOS Y DOS SOLDADOS ISRAELIES CAYERON EN COMBATE

Intensos combates en la Franja de Gaza

Los niños, que suponen casi la mitad de la población de la Franja, son las principales víctimas de este conflicto, en el que ya murieron cerca de 80. Ayer un beduino murió en Israel al ser alcanzado por un cohete palestino.

Al menos 339 palestinos murieron, la mayoría civiles, desde que comenzó la operación militar israelí en la Franja de Gaza. El número de víctimas se multiplicó dramáticamente en los últimos días, con el ingreso de las tropas israelíes al territorio palestino, arrojando una cifra de 110 personas muertas, informó la agencia palestina de noticias Maan. Ayer 47 palestinos perdieron la vida por los intensos ataques aéreos israelíes y los bombardeos desde tierra y mar –sumándose a los más de 60 que murieron el viernes–, mientras que el número de heridos desde el comienzo de las hostilidades llegó a 2500, según las autoridades médicas de Gaza.

La noche del viernes la violencia fue particularmente intensa en los barrios de Beit Lahia y Beit Janun, donde un obús de las fuerzas israelíes mató a una familia de ocho miembros, entre ellos cuatro niños. Tres miembros de otra familia murieron en un bombardeo nocturno en el sur de la Franja, otra de las zonas más castigadas por tierra, mar y aire.

En la localidad meridional de Jan Yunis, cuatro personas perdieron la vida y cinco resultaron heridas, mientras que una decena murió en los bombardeos sobre la localidad de Rafah, lindante a la frontera con Egipto. Los niños, que suponen casi la mitad de la población de la Franja, son las principales víctimas de este conflicto, en el que ya murieron cerca de 80 menores de edad. Las autoridades israelíes redoblaron el jueves su ofensiva con una operación terrestre e intensivos bombardeos desde el aire y el mar.

En tanto, dos militares israelíes murieron ayer en un choque armado con milicianos palestinos que trataban de ingresar en Israel desde la Franja de Gaza, confirmaron fuentes militares. Se trata de los dos primeros militares israelíes que mueren por fuego enemigo desde que comenzó la fase terrestre de la operación Borde Protector, el pasado 8 de julio.

El jueves, pocas horas después de comenzar la ofensiva, murió otro soldado pero por fuego amigo, al ser confundido por la tripulación de un carro de combate. Otros dos habitantes de Israel, en este caso civiles, murieron a causa de los cohetes disparados por las milicias islamistas desde Gaza.

El objetivo de la operación terrestre es destruir la red de túneles cavados en secreto por Hamas después del último gran enfrentamiento en 2012, aseguró Israel. El teniente general Peter Lerner, vocero del ejército, informó que en las últimas 48 horas los militares encontraron 13 túneles en Israel, uno de ellos a 30 metros de profundidad, y 95 lanzadores de cohetes fueron encontrados y destruidos en la incursión en Gaza.

Un cohete lanzado desde la Franja de Gaza impactó ayer en una casa en un pueblo beduino cerca de la ciudad de Dimona, en el sur de Israel. Un hombre de 32 años murió y fueron llevados con heridas al hospital dos niños de uno y cuatro años y dos mujeres de treinta, informó el portavoz policial Micky Rosenfeld. Cerca de esa ciudad se encuentra la central nuclear de Israel. Los beduinos del desierto del Néguev se quejan de que sus poblaciones, a menudo pobres, no son protegidas por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro que protege el espacio israelí.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó a los militares estar preparados para “una ampliación significativa de la actividad terreno”, algo que considera necesario para destruir los túneles, aunque admitió que “no hay un ciento por ciento de garantía de éxito”. Israel ha atacado unos 2300 objetivos en la Franja de Gaza en los 12 días de ofensiva, unos 300 de ellos desde el inicio de la maniobra terrestre.

Mientras, el número de desplazados internos palestinos en Gaza superó ayer los 50.000, cifra máxima establecida por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados palestinos (Unrwa) en su plan de contingencia. “La cifra de desplazados se duplicó en las últimas 36 horas y supera los 50.000. Es el mismo nivel que durante el conflicto en 2008-2009 y sigue en aumento”, señaló en un comunicado Chris Gunness, vocero del organismo.

La situación es cada vez más difícil para la población palestina en la Franja, un enclave mediterráneo densamente poblado. Además de la constante amenaza de muerte, sufren cortes de luz de muchas horas y el colapso del abastecimiento de agua. El precio de los alimentos se ha disparado porque los campesinos no pueden hacer llegar sus productos a los mercados.

Como parte de su plan de ampliar la ofensiva del norte al centro de la Franja, Israel instó a los palestinos a abandonar los campos de refugiados de Al Bureij y Al Maasi. También a que abandonen sus casas en Jan Yunis, en el sur de la Franja, pese a que no es seguro que puedan encontrar refugio en otro sitio. Todo apunta a que se intensificará la operación en esa zona.

En el conflicto de 2008-2009, Plomo Fundido –la operación militar israelí de mayor envergadura desde 1967 en el territorio de Cisjordania y Gaza– murieron unos 1500 palestinos y 13 israelíes. Esta semana, Hamas ofreció una tregua de diez años a Israel con la condición de poner fin al bloqueo económico sobre la Franja que ya lleva siete años y que ha causado una gran destrucción económica y humanitaria. Sin embargo, Israel rechazó la oferta, recordó la agencia Maan.

Por su parte, Estados Unidos instó a Israel a limitar la muerte de civiles al tiempo que apoyó su derecho defenderse. El presidente Barack Obama dijo que está “profundamente preocupado por los riesgos de una mayor escalada y la pérdida de vidas inocentes”, pero agregó que está esperanzado con que Israel minimizará las bajas civiles.

Paralelamente, Egipto anunció que no cambiará su propuesta de alto el fuego y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, partió ayer hacia la región para tratar de conseguir una tregua. Naciones Unidas y grupos de derechos humanos han cuestionado la legalidad de los reiterados ataques israelíes debido al alto número de civiles muertos. También llaman a Hamas a cesar sus ataques con cohetes.

Compartir: 

Twitter
 

Una batería de cañones dispara contra la Franja de Gaza desde la frontera norte israelí.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.